Los socios del gol y de Oribe en Río 2016

El Potro Gutiérrez ha arropado al delantero del América con jóvenes repletos de hambre de triunfo y con las características para, en dado caso, nutrirlo de servicios y acompañarlo en ataque, o hasta suplirlo

Oribe Peralta y Marco Bueno en un entrenamiento con el Tri Sub-23
Oribe Peralta y Marco Bueno en un entrenamiento con el Tri Sub-23 (Imago7)

Ciudad de México

La selección mexicana Sub 23 está a poco más de dos semanas de su debut en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, frente a Alemania y pese a que tiene detalles por pulir, situaciones por mejorar y pendientes en cuanto a la crítica que revertir, en el ataque, la escuadra de Raúl Gutiérrez aglutina experiencia, velocidad, juventud y hambre por conseguir la meta dorada de este verano.

Pese a que los reflectores ubican a Oribe Peralta como el referente de ataque del equipo, El Potro lo ha sabido cobijar con otros elementos, repartir responsabilidades equitativamente. Como sustitutos de Oribe, en el banquillo de suplentes, a menos que Gutiérrez decida jugar con dos puntas, Érick Torres y Marco Bueno competirán por un lugar en el once titular.

El Cubo, que llega a la baja después de una temporada complicada en el Houston Dynamo, parte como la primera posibilidad de relevo, debido a la confianza de Gutiérrez sobre él; Bueno, recién fichado por Chivas, con escasos minutos recientemente, espera ser relevante en el proceso previo y durante los Olímpicos. Marco es, junto a Alfonso González, de los únicos sobrevivientes de la camada Sub 17 que fue campeón en el 2011.

Por los costados, eso sí, como titulares, Raúl empleará a los vigentes campeones de la Liga Mx con el Pachuca, Hirving Lozano y Rodolfo Pizarro. Ambos, de cualidades similares, teniendo en la velocidad su mayor fortaleza, tratarán de servirle a Peralta como asistidores, llegando a línea de fondo e intentando que el veterano delantero consiga concretar, como es habitual en su repertorio.

SIN PRESIÓN

Hace unos días, el Jefe de Misión de la delegación mexicana que asistirá a los siguientes Juegos Olímpicos, Mario García, aseguró sin miramientos que el futbol se encuentra dentro de las especialidades en las que se contempla una de las siete posibles preseas en la justa. Pero ni las aseveraciones del dirigente y menos las expectativas de la afición o prensa, merman la mentalidad positiva e intensiones del Tri Sub 23.

Respaldados por Oribe Peralta, Jorge Torres Nilo y Alfredo Talavera, los juveniles que dirige Raúl Gutiérrez intentarán refrendar el metal dorado en Brasil, y fue precisamente el ariete del América quien alzó la voz a favor del grupo: "Este es un equipo muy unido y consciente de lo que quiere en el torneo. Los chavos están muy ubicados y saben que dependen de ellos para conseguir la medalla, de todos. La mayoría son titulares en sus equipos, algunos han sido campeones, ya saben lo que significa el éxito".

En la penúltima concentración, antes de partir a Río de Janeiro y con otro duelo de preparación en puerta, ahora ante Zacatepec, este martes, Peralta reiteró que conservan comunión fuera y dentro de la cancha, lo que les permitirá alcanzar las metas trazadas: "El equipo tiene una idea ya establecida y solo estamos adaptándonos a lo que quiere el técnico. Estoy trabajando para ponerme a punto lo más rápido posible".

Además, Peralta dijo ante los medios las razones por las que, la pasada concentración, compartió con el plantel la medalla de oro conseguida en Londres 2012, competencia a la que también acudió como uno de los tres refuerzos mayores, junto a Jesús Corona y Carlos Salcido: "Fue una forma de motivarlos, de decirles que se puede lograr otra vez. Ya lo hicimos una vez y debemos marcar otra vez el camino, porque ya sabemos hacia dónde ir".

DUELO POR LOS GOLES

Más allá de la ilusión, en el plantel también gobierna la competencia por un puesto. En el ataque, Marco Bueno trata de aprenderle todo lo que puede a Oribe Peralta, lo observa a detalle en los entrenamientos e intercambia puntos de vista, pero también espera la oportunidad precisa para arrebatarle, con actuaciones como argumentos, un puesto a la figura de las Águilas del América.

"El grupo está trabajando muy duro, con el mismo objetivo de conseguir una medalla. Hay competencia de sobra en la plantilla; esté quien esté tenemos que apoyar de la misma forma. Todos somos futbolistas de gran experiencia y hay que aportar. En el ataque estamos trabajando para que los goles no nos hagan falta. Oribe es un ejemplo del que todos tenemos que aprenderle".

Sobre el compaginar la actividad en la Liga y los llamados a la Sub 23, Bueno Ontiveros comentó que no tiene mayor problema, que no existe riesgo ni cuidados excesivos en este sentido para no mostrarse: "No pienso en cuidarme o no, solo en entregarme al cien por ciento. Esté en mi selección o en mi club, mi esencia es dar todo por el todo. Quiero aportar lo mejor de mí".

A LA ALTURA DE TALA

El esguince de la rodilla izquierda de Alfredo Talavera, que mantiene al arquero en suspenso para tener actividad con la selección olímpica, le llena de esperanza a Gibrán Lajud, su suplente, que se entrena al máximo, a la espera, aunque mínima, de que pueda ver acción en Río 2016. La fe siempre se pierde al final: "Estoy muy contento de integrar este equipo, muy orgulloso; Alfredo viene a sumar, pero no pienso aflojar, vengo con la ilusión de tener actividad".

Pero, independientemente de la competencia, Gibrán Lajud hace grupo, se ha puesto a las órdenes de Talavera, respetando su jerarquía, e incluso confesó que se han entendido de manera inmejorable. Él no tiene la última palabra y sus actuaciones mandarán el mensaje.

"He hablado con él en un par de ocasiones y la realidad es que formamos buena mancuerna. Donde sea, me tocará apoyar al máximo; en cualquier momento que me toque estar considerado, pienso que estaré listo para jugar. Será determinación de Raúl Gutiérrez y mantengo intacta mi ilusión de tener minutos".

Este es el escenario para la selección olímpica a días de la máxima justa de la categoría. Todavía hay dudas en ciertos puestos y no precisamente, por falta de nivel. La tónica ganadora se nota en el discurso de todos los miembros de la selección: "Ganar, repetir la medalla, ser campeones", es lo que más comentan los integrantes de este Tri.

Ya lo dijo otro de los refuerzos mayores en cuanto se enteró de su convocatoria, Jorge Torres Nilo: "Tenemos que defender la medalla, hay que ir paso a paso, pero esa es la mentalidad; trabajaremos con humildad, a sabiendas de que se puede lograr", comentó el experimentado lateral.

La Sub 23 toma la última curva, la meta se alcanza a apreciar en el horizonte. Río le saluda y, en el papel, les aguarda por lo desconocido.