El colapso salvadoreño

Tras el pésimo desempeño de la Selecta, el Cuscatlán llevaba vendidos apenas 8 mil boletos el miércoles; por ello, se han tenido que implementar promociones para que hoy luzca con 28 mil espectadores

Aficionados de la selección de El Salvador
Aficionados de la selección de El Salvador (Imago7)

San Salvador

El miércoles apenas se habían vendido unos 8 mil boletos para el partido entre las selecciones de El Salvador y México, en el Estadio Cuscatlán. El desconsuelo por el pésimo desempeño del equipo local, dirigido por Ramón Maradiaga, que se juega su última posibilidad de vida en la fase previa del Hexagonal, donde seguro no estará.

Pero no solo lo mal que lo ha hecho El Salvador en la eliminatoria tiene este duelo frío, también la muy atrasada logística en la venta de boletos, que entre la reiterada caída del sistema, y la reventa, tienen a su futbol en el colapso total.

El Cuscatlán se va a llenar, seguro, pero será por las desesperadas promociones que se han implementado en medios y comercios, y será por las entradas que regalarán en los accesos del Cuscatlán, que lucirá sus 28 mil almas esperando el milagro.