Este es el ataque Kiwi

Pese a que México goleó a Nueva Zelanda en el primer partido del repechaje mundialista; la escuadra de Oceanía cuenta con el arsenal ofensivo suficiente para pensar en una hazaña 

Entrenamiento Nueva Zelanda
Entrenamiento Nueva Zelanda

Ciudad de México

El antiguo lema de Nueva Zelanda es “onward”, que significa “hacia adelante”, y es precisamente en el frente, en la delantera del cuadro maorí, el rubro que la selección mexicana tendrá que cuidar al máximo si desea consumar la clasificación a la Copa del Mundo de Brasil. El peor error que podría cometer el conjunto de Miguel Herrera es subestimar a un combinado que, con el apoyo de su afición, intentará aprovechar sus virtudes físicas y futbolísticas para hacerle daño al Tri y conseguir así lo impensado en el terreno de juego de Wellington.

Aunque el marcador de 5-1, conseguido por la escuadra tricolor en el Estadio Azteca, fue abultado y parece irremontable, los All Whites cuentan en su plantel con atacantes de calidad que, además, ostentan en sus botines la capacidad resolutiva para hacer valer su localía y poner en aprietos al rival en turno en la cancha del Westpac Stadium. Por ello, aquí, la descripción de los seis delanteros nominales del combinado neozelandés que enfrentarán a Rafael Márquez y compañía, en búsqueda de lo que parece una misión imposible.

MARCO ROJAS
Velocidad y filigranas al servicio de Nueva Zelanda. El juvenil atacante de ascendencia chilena destacó desde muy pequeño en el balompié oceánico, y ahora, en el futbol de Alemania, espera su consolidación. Rojas es garantía de peligro, pero necesita primero apoderarse del esférico; en el uno a uno es complicado de detener. Pese a su juventud, es el referente del ataque Kiwi.   

KOSTA BARBAROUSES
Debutó con el Wellington Olympic en el 2006 y su capacidad para definir lo encaminó a otras latitudes futbolísticas. Kosta militó en el futbol de Rusia y Grecia, además de pasar por todas las categorías inferiores de la escuadra neozelandesa. Su mayor arma es el remate, pero también retiene el balón de espaldas al arco. Tiene un potente disparo de derecha; la zurda de Barbaroueses también es hábil.     

RORY FALLON
Una anotación de Rory le dio el pase a Nueva Zelanda a Sudáfrica 2010, por lo que es considerado un ídolo en Wellington. Fallon marcó el tanto ante Baréin que permitió a los neozelandeses disfrutar de una Copa del Mundo luego de 32 años de ausencia. La especialidad de este contundente delantero centro, que toda su trayectoria la ha labrado en el Reino Unido –Inglaterra y Escocia-, es el remate de cabeza. Los zagueros tricolores tendrán que estar al pendiente de sus movimientos, pues suele ocupar su físico para ganar en cobros de balón detenido.  

SHANE SMELTZ
Nacido en Alemania, pero con pasaporte neozelandés. Shane, a pesar de su veteranía, es un inamovible en las convocatorias de Nueva Zelanda desde su debut con el combinado de Oceanía, en el 2003. En el campo se caracteriza por tener facilidad de disparo; en cuestión de segundos, Smeltz da la media vuelta, apunta y encañona la pelota. Los tiros cruzando al arquero, sus favoritos y la especialidad de la casa.

JEREMY BROCKIE
A diferencia de sus compañeros en el ataque, Jeremy suele botarse, salirse del área rival para recuperar el balón. Pese a no tener el remate portentoso de Fallon y Barbarouses, la habilidad de Rojas o la astucia de Smeltz, Brockie es un futbolista infaltable, pues suple sus carencias con aplomo y pundonor en el terreno de juego. Actualmente milita en el Toronto FC, de Canadá.

CHRIS WOOD
Desde el 2009, el destino futbolístico de Chris se encuentra en el balompié inglés. Es el más joven de los seis atacantes nominales de Nueva Zelanda, y, es señalado por medios, afición y su entrenador, como un elemento con futuro prometedor y próspero. Es un hombre de área; un ‘9’ natural. Contundente frente al marco rival, así se puede definir a Wood. Mide 1.91 pero es hábil con los pies. Sabe lo que significa representar a su nación; disputó los Juegos Olímpicos del 2012.