El Tri presume su calidad e individualidades

Andrés Guardado mencionó que de nada servirá el ser considerados favoritos en Copa América Centenario si no lo demuestran sobre el campo

Guardado y compañía durante el partido contra Venezuela
Guardado y compañía durante el partido contra Venezuela (Imago 7)

San José, California

Son muchos halagos los que reciben los jugadores de la selección mexicana constantemente. Desde antes de que iniciara la Copa América Centenario, se ha dicho que es el "favorito"; algunos protagonistas como Lionel Messi o Arturo Vidal lo han mencionado, los medios de otros países también se lo han hecho saber a los futbolistas mexicanos.

Ellos reciben las flores, pero elementos como Andrés Guardado tienen claro que son solo palabras. Eso sí, el del PSV reconoció que, quizá, ésta sea la mejor generación en la historia del Tricolor, porque varios tienen un buen lugar en Europa, porque juegan bien, registran resultados positivos, varios detalles que los hacen pensar eso, sin demeritar el pasado verde.

Pero, al ser cuestionado si en verdad México hoy lucía a su mejor generación, Guardado dejó en claro que, aunque así fuera, de nada sirve si no demuestran calidad a la hora buena.

"Eso hay que demostrarlo con resultados. En calidad y por individuales, te podría decir que sí, pero si no lo demuestras con resultados de nada te sirve tener la mejor generación; por así decirlo, hay que demostrarlo, vamos paso a paso, tendremos que enfrentar a grandes rivales y ojalá que México sea capaz de demostrar que está pasando por un buen momento".

Precisamente, por esos detalles les han colgado una etiqueta de favoritos en el torneo. Ya dicho muchas veces, ahora Andrés respondió si la situación les genera presión, si se sienten obligados al título.

"La palabra obligación no pasa por nuestra cabeza. Al inicio, Messi nos daba como favoritos y es Messi, es de agradecerse, pero también es un juego psicológico, porque ellos saben que son potencia, ellos también están obligados por historia a ser campeones, nosotros nos dedicamos a trabajar, y esto se trata de resultados, ojalá podamos demostrarle a la gente que teneos para ser campeones".

Lo que sí, es que ahora el conjunto azteca tiene posibilidades de hacer un papel importante porque vienen con un grupo fuerte, que no tuvo que dividirse para jugar dos torneos, como sucedió para Argentina 2011 y Chile 2015, que una tuvo que representarlos en la justa, entonces sudamericana, y los de mayor recorrido con la playera verde fueron a la Copa Oro por respeto a la Concacaf.

"Nos sentimos más fuertes, porque en las últimas dos Copas América, como se sabe, se tuvo que dividir a la selección, no estuvieron todos los jugadores como ahora, y eso nos hace pensar que podemos ser más competitivos".

El cuadro nacional ha mostrado lapsos de un futbol dinámico, de toque, con buena técnica de sus individualidades, pero en otros ha sido evidente su descontrol atrás, dejaron espacios y cedieron la iniciativa al enemigo, situaciones que detallan aún, sobre todo, ya para los cuartos de final en los que enfrentarán a Chile.

"México se ha ganado el que se hable bien de nosotros, se está pasando por un buen momento".

Los jugadores del conjunto nacional han mencionado que, el haberle ganado al cuadro andino en un partido amistoso previo a la Copa América Centenario, no les da una ventaja.