Guardado desea cambiar la historia del Tri en un Mundial

El mediocampista mexicano se dijo feliz de asistir a una justa mundialista, esperando que en Rusia, el combinado tricolor pueda avanzar al tan anhelado quinto partido

Andrés Guardado, capitán de la selección mexicana
Andrés Guardado, capitán de la selección mexicana (Imago7)

Zúrich

El mediocampista mexicano Andrés Guardado se encuentra cerca de lo que podría ser su última Copa del Mundo en Rusia 2018, por lo que aspira a aprovechar al máximo esa aventura con el deseo de que el Tricolor pueda cambiar la historia.

Luego que México no ha podido superar la ronda de Octavos de Final en ningún Mundial disputado fuera de territorio azteca, el 'Principito' quiere romper esa historia y en suelo ruso disputar el tan anhelado quinto partido.

"Es un orgullo aspirar a un cuarto Mundial. Uno sueña con jugar uno, ¡imagínate cuatro! Es una ilusión grandísima. Lo siento como si fuera el primero, y podría ser mi último. Pero lo más importante, es mi última oportunidad de ser parte de un equipo que cambie la historia para México. Eso es lo que más me motiva", enfatizó.

Guardado Hernández recordó entre altas y bajas sus pasadas participaciones en Copas del Mundo, desde Alemania 2006 con apenas 19 años, donde jugó contra Argentina en los Octavos de Final, hasta Brasil 2014, en la que tuvo la oportunidad de marcar por ahora su único gol en un magno evento.

De su primer Mundial rememoró: "Jugué solo un duelo, pero fue el más importante. Tenía solo 19 añitos y poca gente me conocía, poca gente confiaba en mí".

"El recuerdo más bonito es en el vestuario cuando nos dan el equipo titular y viene el entrenador Ricardo La Volpe y me dice 'juega como si tuvieras la camiseta del Atlas por debajo (que entonces era mi club), y hazte de cuenta que estás en el Atlas y juega igual".

"Justo lo escucha Jared Borgetti, que entonces era un referente, y dice 'no Ricardo, déjalo que se dé cuenta donde está. Pocos jugadores tan jóvenes han conseguido estar en un partido tan importante a su edad. Que se dé cuenta y que lo valore", apuntó.

"Siempre me da nostalgia recordarlo porque me ayudó muchísimo para entrar con confianza al partido que en lo individual me fue bastante bien a pesar de la derrota", indicó.

En Sudáfrica 2010 no entendió jamás porque en el tercer partido de la fase de grupos contra Uruguay, el entonces técnico Javier Aguirre lo sacó del partido cuando era el mejor jugador del Tricolor, en aquella ocasión México peleaba el liderato del sector para evitar a Argentina en "Octavos", algo que no ocurrió tras perder frente a los charrúas.

"Tengo un recuerdo malo, la verdad. Fue un Mundial muy extraño para mí. El entrenador (Javier Aguirre) no me tenía toda la confianza y yo me sentía muy bien para jugar", detalló.

"El recuerdo más vivo fue en ese partido contra Uruguay, estábamos peleando por el liderato del grupo. Me da la oportunidad de iniciar y sin explicación alguna, me sacó al medio tiempo y perdimos. Al final calificamos, pero tengo mal sabor de boca de ese Mundial. No fue muy grato para mí".

Mientras que en Brasil 2014 vivió una sensación inimaginable con su gol frente a Croacia en la ronda de grupos, donde el Tricolor ganó 3-1 y clasificó a los Octavos de Final.

"Tengo muchos recuerdos muy buenos de ese Mundial. Pero si me tengo que quedar con algo, obviamente, es mi gol contra Croacia. Marcar en un Mundial es algo especial y lo voy a recordar toda mi vida", manifestó.

Con más de 10 años de trayectoria y con paso en el futbol europeo con Deportivo La Coruña, Valencia, Bayer Leverkusen, PSV Eindhoven y Betis, Guardado sabe que su funcionamiento en el terreno de juego ha sufrido cambios.

"He evolucionado bastante. De aquel jugador que empezó jugando en la banda izquierda, con su melena grande y siendo un jugador más vertical, más encarador y más definidor. Ahora soy un jugador de medio campo, que controla más. Guardo más el equilibrio del equipo", declaró.

¡Apoya al Tri este 2018!