Ve a México nervioso

El entrenador de Nueva Zelanda, Ricki Herbert, dijo que percibe vulnerabilidad en la selección mexicana y duda que los jugadores nacionales puedan soportar la presión del Estadio Azteca.

Ricki Herbert, en un partido del Mundial de Sudáfrica 2010.
Ricki Herbert, en un partido del Mundial de Sudáfrica 2010. (Mexsport)

Ciudad de México

A una semana de que se realice el partido de ida del repechaje rumbo a Brasil 2014 entre México y Nueva Zelanda, el técnico de los All Whites, Ricki Herbert, comenzó a calentar el ambiente al declarar que el Tricolor es vulnerable.

En entrevista publicada por FIFA, Herbert aseguró que, si bien la localía del cuadro mexicano es importante, el cuadro verde está nervioso y lleno de dudas.

“(México) es un gran equipo, y en un buen día puede derrotar a cualquier equipo ante su público, pero he percibido vulnerabilidad, nerviosismo y dudas entre los jugadores mexicanos”, expresó.

Este año, las estadísticas respaldan las palabras del entrenador Herbert, ya que el Tri solo ganó como local el juego ante Panamá en las eliminatorias mundialista, empatando ante Jamaica, Estados Unidos y Costa Rica, y perdiendo contra Honduras.

Por esa misma razón Ricki Herbert indicó que podría convertirse en una ventaja para su equipo el jugar el primer partido en el Estadio Azteca, ya que en un momento determinado podría ser más la presión para el mismo Tricolor.

“No estoy seguro de que (los jugadores mexicanos) puedan soportar la presión si el ambiente se vuelve hostil, cuando lo que se espera de ellos es que ganen”, señaló.

Nueva Zelanda ha participado en dos Mundiales (1982 y 2010). En Sudáfrica, los All Whites, ya entrenados por Herbert, no perdieron ningún partido, pero quedaron eliminados en la fase de grupos tras tres empates.

DESCARTA A SU CAPITÁN

El estratega confirmó la baja del defensa Winston Reid, capitán de de Nueva Zelanda, quien sufrió una lesión de tobillo y se perderá los dos partidos de repechaje ante México.

“Perder a tu capitán una semana antes de un partido de esta magnitud es difícil, pero así es el futbol. Esto es una oportunidad para otros jugadores. Afrontaremos los partidos con los mismos niveles de determinación y compromiso”, precisó el seleccionador.