Empate en Glendale entre México y Estados Unidos: 2-2

Márquez y Pulido, en el segundo tiempo, comandaron el regreso sobre Estados Unidos, en juego amistoso previo a la Copa del Mundo de Brasil 

Glendale, Arizona

Si el partido contra Estados Unidos, que terminó empatado a dos goles, era una prueba, varios la reprobaron. A algunos de los jugadores, que debían mostrarse, les faltaron recursos y agallas para exhibir algo diferente, que convenciera al entrenador Miguel Herrera.

El primer tiempo, el Tri jugó con las piezas que necesitaba analizar el timonel nacional, de lo que resultó un desastre y un marcador de 2-0. Por ello, el 'Piojo' recurrió a los cambios para y mostró una mejor cara y rescató el empate, con hombres que ya conocen su sistema como Juan Carlos Medina, Raúl Jiménez, Paul Aguilar y Luis Montes; además, del ya anunciado Moisés Muñoz por Alfredo Talavera.

El conjunto azteca se mostró inoperante de mediocampo para adelante durante el primer tiempo. Desde Jesús Zavala, quien en la contención no pudo hacer nada por detener a Michael Bradley, y dejó en claro que no cuenta con el nivel para estar en selección. Isaac Brizuela tampoco tuvo la noche soñada, aunque había mostrado, en partidos anteriores, velocidad, sagacidad para quitarse al rival y buen remate; ahora, no logró mostrar esos atributos, lo mismo ocurrió con quien es considerado el mejor jugador de la Liga MX actualmente, Carlos Peña, ambos incapaces de surtir de balones a Alan Pulido (quien en el segundo tiempo sí tuvo movilidad) y Marco Fabián, éste último sin el sacrifico de bajar para buscar el esférico y sin oportunidades que lo hicieran brillar ante el entrenador nacional.

El mediocampista de La Máquina es uno de los elementos que necesitaba mostrarse, convencer al timonel, quien muchas veces dijo que no había dado tan buenos partidos con su equipo, solo buenos goles y, por ello, la necesidad de demostrar lo contrario: solo dio chispazos.

Rogelio Chávez, en la lateral, tampoco tuvo la llegada que suele mostrar, ni una jugada a balón parado que pudiera avalarlo. De por sí, en general, la defensa fue titubeante en los dos goles en contra.

Y es que, cuando el partido se trenzó en el mediocampo durante el primer tiempo, Omar González remató con la cabeza y Moisés Muñoz mandó a tiro de esquina. De ahí se derivó el gol del conjunto local, ya que en el cobro el balón fue a segundo poste, donde Michael Bradley cerró sin que Jesús Zavala reaccionara (14').

Fue hasta el 22' que México tuvo una, un tiro de larga distancia de Miguel Layún que pasó muy arriba de la portería enemiga.

Luego de eso, Tony Beltrán superó al 'Topo' Valenzuela: mandó centro para que Bradley peinó, y Chris Wondolowsky mandó el esférico al fondo de la red ante la marca de Rafael Márquez.

La llegada del enemigo siguió. Un centro de Wondolowsky que no alcanzó a rematar Clint Dempsey, tras una buena salida de Muñoz.

Para la segunda mitad, Herrera mandó a Juan Carlos Medina, Raúl Jiménez y Paul Aguilar. Fue tras un tiro de esquina que Rafael Márquez puso el 1-0 con un remate con la cabeza.

México tomó forma: había llegadas, y eso se reflejó de nueva cuenta cuando Paul la mandó a Montes y éste se la regresó; en su tiro, el balón pegó en el poste, pero llegó Alan Pulido para y concretó el empate a dos.

En los suspiros finales del encuentro, el árbitro le anuló un gol a Eddie Johnson, y el clásico de la Concacaf quedó empatado.