Los refuerzos anhelados

Portero, mediocampista y delantero son los puestos que Raúl Gutiérrez tiene como prioridad para nutrir su plantilla; la central, otra posibilidad

Raúl Jiménez, Talavera y Andrés Guardado
Raúl Jiménez, Talavera y Andrés Guardado (Imago7)

Ciudad de México

La selección mexicana Sub 23 comenzó su preparación de cara a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro con una victoria de 4-1 sobre el América. Con 24 futbolistas concentrados, y a la espera de Hirving Lozano, el técnico Raúl Gutiérrez tiene claro que no existe otra meta que no sea refrendar el oro, pero también, que a su plantilla, que quedará en 18 elementos, le hacen falta retoques, una dosis de experiencia en algunas líneas, que se la darían los posibles refuerzos mayores.

"Seguimos esperando la resolución del tema de los refuerzos. Tengo a más de 20 tipos que quieren pelear por estar en unos Juegos Olímpicos. Con los equipos, la situación de sus intereses y los nuestros han sido diversas... Pero estamos en una selección y en una selección no se debe extrañar a nadie y no caben los pretextos. Ahora, hemos tenido tiempo para trabajar y anteriormente, cuando teníamos las mismas condiciones, los resultados nos han acompañado. Ahora nos queda apuntalar el equipo y seguir creciendo", comentó Gutiérrez.

A lo largo de semanas anteriores, futbolistas como Alfredo Talavera, Andrés Guardado y Raúl Jiménez externaron su interés por integrar la selección mexicana que acudirá a Río de Janeiro, y son ellos los primeros que Raúl Gutiérrez ha tomado en consideración, de los que se siguen haciendo las gestiones necesarias para que sus clubes, al no ser fecha FIFA, los cedan sin mayor inconveniente con una selección juvenil repleta de talento.

"Alfredo Talavera, como otros que se han manifestado, son de los considerados para estar con nosotros en los Olímpicos. Hay cuatro posiciones que me interesan nutrir, la portería, la central, si se puede, busco un volante (ofensivo) y un delantero. Trataremos, con base en esos sitios, de encontrar a gente que pudiera estar con nosotros. La base será de 15 futbolistas que tienen la mentalidad para refrendar una medalla de oro".

Alfredo Talavera para brindar seguridad desde el arco; Andrés Guardado como capitán y guía desde la media de contención o Raúl Jiménez como el encargado de consumar las anotaciones, estos son los nombres con los que El Potro Gutiérrez se ilusiona para darle forma al sueño olímpico, para arropar a sus jóvenes futbolistas en Río de Janeiro. Alemania, Fiji y Corea del Sur, los objetivos a vencer en la fase grupal de la contienda.

Con el esquema de juego y las alineaciones previas que ha mostrado a lo largo de varios duelos de preparación, el once ideal del Tri Sub 23 incluiría al mencionado Alfredo Talavera; Raúl López, Carlos Salcedo, César Montes, Javier Abella integrando su defensa; Érick Gutiérrez al lado de Andrés Guardado en la contención; adelante, con línea de tres volantes ofensivos, Rodolfo Pizarro, Víctor Guzmán e Hirving Lozano, y solitario en punta, Raúl Jiménez.

Las variantes también son parte del sistema del Potro. Con este once, en el banquillo tendría opciones interesantes de recambio, como Érick Aguirre, un lateral con proyección de ataque; Antonio Briseño, para relevar en la central; Michael Pérez o Carlos Cisneros, en el mediocampo, además de Marco Bueno o Érick Cubo Torres como ejes de ataque.

"Tengo en la mente a gran parte de la base que se quedará, pero se definirá en los duelos que vienen. Tengo que ver ciertas situaciones en el campo. La disposición de los refuerzos para venir también definirá esto", resaltó Gutiérrez. Y es que a la selección le restan algunos partidos. El día 28 enfrentará a Pumas, el 29 a Toluca y el 2 de julio al representativo de Nigeria, en el estadio Victoria de Aguascalientes. El 3 de julio romperán concentración.

Luego, el 20 de julio sostendrán otro amistoso contra un rival por definir antes de cerrar la preparación el 28, frente a Argentina, en Puebla. Después, volarán a Brasil para debutar en los Juegos Olímpicos el 4 de agosto ante Alemania, con el misterio de los refuerzos resuelto.