El Tri se sacude la presión

Los jugadores de la selección mexicana se relajaron previo al duelo de hoy contra Canadá; en su último entrenamiento también mostraron buen humor

Buen ambiente en el vestidor tricolor previo al duelo ante Canadá
Buen ambiente en el vestidor tricolor previo al duelo ante Canadá (Mexsport)

Vancouver, Canadá

Con la seriedad debida, pero sin el estrés que asfixió en otras ocasiones, la selección mexicana se prepara para enfrentar a Canadá. Las sonrisas y las bromas son la constante en el reconocimiento de cancha sintética del BC Place Stadium. Los futbolistas tratan de dominar el balón, luego impiden que se caiga al suelo, minutos antes de que la práctica comience de manera formal. En el fondo Alfredo Talavera, Jesús Corona y Alejandro Palacios arrancaban el trabajo por su parte, claro, al lado del entrenador de arqueros. Realmente se notan despejados los mexicanos.

Una vez concluida la primera parte de la práctica, Juan Carlos Osorio se acerca a recoger cada uno de los conos que hay en la cancha, y apenas se escucha una frase que lanza a los medios de comunicación: “Lamentable la muerte de Cruyff”.

El timonel suele estar dentro del terreno de juego marcando puntualmente los aciertos y errores. Y, por eso, se nota integrado al equipo, siempre de pantalón corto, con casaca que lo identifica del resto, medias y tenis.

 Andrés Guardado es uno de los que más siguen y respetan sus compañeros, y su buen humor también permea en ellos. Incluso, cuando en conferencia de prensa preguntaron quién sería el capitán, si él o Rafa Márquez, con una sonrisa dijo: “No compares hermano”. Pues para él, el Káiser es quien debe portar el gafete.

Al final, Decio de María, presidente de la Federación Mexicana de Futbol, patea el balón junto a Juan Carlos, incluso el DT lo “burla” con la pelota, otro detalle más que deja ha descubierto el buen ánimo que impera en este momento en el Tricolor.

CON DUDAS PARA HOY

Juan Carlos Osorio es celoso de su la oncena que mandará hoy al terreno de juego. Durante la práctica, que pudo ver completa la prensa, no dio detalles.

Pero el timonel, hasta ayer, aún tenía un par de dudas respecto a quiénes serían sus titulares, todos los futbolistas han querido ganarse su confianza y se han esforzado al máximo. Ése fue el discurso que les dio en una de las charlas a sus jugadores. Eso sí, el estratega no oculta que la calidad de algunos lo impresiona, como el caso de Alfredo Talavera, a quien le ha brindado confianza total, aunque, de ser necesario, estaría dispuesto a rotar porteros en estos duelos frente a Canadá. Marco Fabián es otro de los elementos que le agrada, aunque es una de sus dudas, pues también quiere ver a Hirving Lozano.

RAFA, CONSCIENTE DE SUS AÑOS

Es evidente el respeto que los jugadores de la selección mexicana le tienen a Rafael Márquez. No solo por su recorrido en el Tricolor, sino por su trayectoria en Europa. Es un líder fuera y dentro de la cancha, y por ello su aporte en el cuadro nacional es muy valorado.

Él lo sabe, pero también tiene claro que sus mejores tiempos no son los actuales: “Hambre siempre la voy a tener hasta que den mis capacidades, hasta que me vea forzado a dejar el futbol. El otro día, haciendo cuentas, debuté con 17 años y tuve la oportunidad de ser llamado por el señor Bora, me sigo sintiendo orgullosos de defender estos colores ya portar dentro o fuera de la cancha mi experiencia al equipo”.

Luego explicó que “quizá el tiempo ya no me va a permitir algo más, mientras pueda tener estas oportunidades hacer mi mejor esfuerzo y sacar lo mejor que tengo, mi físico no es el mismo de hace cinco o diez años, pero aún así intento aportar al equipo. Quiero sacar la mejor versión de mi en estos partidos para intentar ganarme un puesto en el equipo, y hacer un buen partido”.

HARÁ ROTACIONES

Ya lo hizo en los dos primeros partidos que dirigió a México en la eliminatoria, y ahora, Juan Carlos Osorio volverá a dosificar el trabajo a sus jugadores, pues respecto a la alineación que ponga mañana contra Canadá, modificará para el duelo del martes en el estadio Azteca.

“En cuanto a sistemas y estructuras tácticas pensamos utilizarlo en ambos juegos. En los juegos anteriores utilizó (Canadá) un 4-1-4-1 y no creemos que lo vayan a alterar. Nosotros tenemos una manera de jugar contra ese sistema. Por ahora, pensamos que va a haber sustituciones nominales, de jugador por jugador, pero dependiendo de lo que ellos hagan para el segundo juego, es lo que vamos a tener en cuenta”. El estratega también se refirió a la trayectoria de Rafael Márquez y explicó que espera que sus últimos partidos en el Tricolor puedan ser de la jerarquía con la que el futbolista se ha desempeñado.

“Siempre está dispuesto a aportarle al equipo dentro y fuera de la cancha, ese es un valor que no tiene precio. Seguro que con su humildad le puede aportar mucho al grupo. En lo físico, veremos partido a partido y convocatoria a convocatoria cómo se siente”, dijo.

Y agregó, “nos sentimos privilegiados de poder contar con Rafael en este momento, y ojalá sepamos, entre comillas, manejar el remate de su carrera deportiva, ser justos con su carrera y su jerarquía, pero a la vez ser justos con la selección de México”.

SU ANÁLISIS DE CANADÁ

Previo a los partidos contra El Salvador y Honduras, Juan Carlos Osorio detalló el sistema de juego de cada uno, y mencionó puntualmente a sus mejores hombres. Esta vez, el timonel colombiano lo hizo frente a Benito Floro, entrenador de la selección de Canadá, aunque reservándose un poco. Luego, ya sin el rival presente, detalló más sobre el cuadro de la hoja de maple.

“Hutchinson juega de volante central, es un buen distribuidor de juego, tiene buen juego aéreo, lo hace así con frecuencia con su club Besiktas. Sus delanteros Akindele, Hoilett, Larin y Ricketts son rápidos y fuertes. Y con el arquero Borjan les da mucha seguridad en el fondo, y en el futbol aéreo”, dijo.

Y siguió desmenuzando a Canadá: “No podemos dejar de mencionar a Will Johnson y a De Guzmán, dos interiores de calidad, uno zurdo, uno derecho, le dan perfil natural a su equipo, le dan buena posesión y buen juego posicional, y en términos generales un equipo bien trabajado”.

Así, el estratega no ocultó esa obsesión que tiene de estudiar cada detalle del enemigo en turno.

TARDE LIBRE

Aunque Juan Carlos Osorio se proyecta como un técnico de buen humor, pero de pocas sonrisas, en el poco tiempo que lleva al frente de la selección mexicana ha tratado de entender al futbolista. Los escucha, les pregunta su opinión respecto a ciertos temas, en fin, en pocas palabras les exige pero también trata de consentirlos.

Por eso, contrario a lo que se pudiera pensar, el jueves, un día antes del partido de eliminatoria contra Canadá, les dio tarde libre para liberar tensión.