El hábito del éxito

Raúl Gutiérrez ha labrado una carrera ganadora en las selecciones nacionales menores; en Rio 2016 intentará seguir con el paso triunfador 

Raúl Gutiérrez celebra un gol de la selección Sub 22
Raúl Gutiérrez celebra un gol de la selección Sub 22 (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

A Raúl Gutiérrez le viene bien el trabajo con los juveniles y los resultados lo respaldan. El martes por la noche, el Potro y la selección mexicana Sub 22 cerraron con broche de oro su participación en el Preolímpico de la Concacaf con el título del torneo, aunque lo más importante ya lo habían conseguido el sábado cuando lograron el boleto a Río 2016.

Un logro más para el entrenador que en 2009 entró al mundo de las selecciones menores contratado por la Federación Mexicana de Futbol. En ese entonces asumió la responsabilidad de la Sub 15; sin embargo, un año después dio el salto para hacerse cargo de la Sub 17 en sustitución de José Luis González China.

Fue aquí donde el Potro pudo desarrollar de la mejor manera todo su trabajo. Con la base Sub 15 que ya conocía, el entrenador fue puliendo el grupo que afrontaría el Mundial que se jugaría en 2011 en el país. El estratega cumplió con el cometido. Luego de un arranque flojo, el equipo mexicano fue aumentando su nivel hasta convertirse en el campeón.

Para algunos detractores, este título mundial había sido producto más de la localía que disfruto el equipo mexicano que del trabajo del cuerpo técnico. Por eso era necesario que con un nuevo proceso el Potro diera resultados similares.

Entonces llegó la Copa del Mundo Sub 17 de 2013. Con una nueva generación de jugadores, Raúl Gutiérrez conformó un equipo competitivo, pero que tuvo la peor de las presentaciones al caer de manera estrepitosa ante Nigeria (1-6).

Sin embargo, pese al desastroso debut, el conjunto mexicano se mantuvo sólido y logró recomponer el camino para ir eliminando a equipos de la talla de Italia, Brasil y Argentina. Ya instalado en la Final se volvió a topar con Nigeria, que de nueva cuenta se mostró muy superior y se quedó con el título.

Pese a la derrota, quedó demostrada la valía de Raúl Gutiérrez, por esa razón en 2014 fue designado responsable de la Sub 21 para trabajar en un proceso que debe concluir en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, con la intención de repetir el éxito obtenido en Londres 2012 cuando el conjunto mexicano conquistó la medalla de oro.

Este proceso ya tuvo sus primeros resultados, primero con el primer lugar obtenido en los Juegos Centroamericanos y luego con el segundo lugar de los Panamericanos. Pero el paso más importante se dio apenas en estos días, cuando el conjunto de Gutiérrez ganó de manera convincente el boleto a los Olímpicos.

El próximo año el Potro tendrá el reto de emular la conquista histórica de la medalla de oro. Una losa que se siente capaz de cargar. Pues ya una vez lo logró a nivel de la Sub 17; además, Raúl Gutiérrez parece que tiene el hábito del éxito con las selecciones menores. Así los resultados lo demuestran.

4 CUALIDADES DEL POTRO

EL MÁS GANADOR

De entrada, Raúl Gutiérrez se ha convertido en el entrenador más ganador en selecciones menores. El título Mundial Sub 17 de 2011 y el subcampeonato de 2013 son sus logros más importantes, y ahora en el proceso que lleva para los Juegos Olímpicos, ya cuenta con la medalla de oro de los Centroamericanos, así como la plata de los Panamericanos. La gran prueba mayúscula llegará en 2016.

UN TÉCNICO MOTIVADOR

Al Potro le gusta estar presente en Twitter. Opina sobre los temas sociales del momento, además que comparte frases motivacionales. En su trabajo, se le reconoce el manejo de grupos y como muestra está la selección Sub 17 que supo lidiar con la presión de ser local y tener que repetir con el título obtenido en 2005; en 2013 levantó a su plantel después de la caída por 6-1 ante Nigeria para que llegara a la final.

SE AJUSTA A LAS CIRCUNSTANCIAS

Para el Preolímpico, Raúl no contó con el plantel que tal vez él hubiera deseado. Sobre todo por la negativa de Chivas para prestar a todos sus jugadores para el Preolímpico al no ser un torneo obligatorio de FIFA. De todas maneras, los jugadores que llevó respondieron de buena manera y conquistaron de manera convincente el boleto a los Juegos Olímpicos.

RENOVACIÓN DE GRUPOS

Muchos hubieran pensado que la base de Raúl Gutiérrez para el proceso olímpico sería la selección sub 17 campeona en 2011, que ahora tienen 21 años; sin embargo, solo dos jugadores fueron tomados en cuenta: Marco Bueno y Arturo González. De la que fue subcampeona en 2013, también consideró dos elementos: Raúl Gudiño y Éricj Aguirre. Los demás fueron rescatados de los procesos malogrados de la Sub 20 en 2013 y 2015, así como con los que empezó a trabajar en 2014 como Sub 21.