La operación Guardado

PSV confirmó que perderá a su jugador estrella entre 4 y 6 semanas por lesión en el tobillo izquierdo; sin embargo, la selección lo quiere tener para el duelo con Estados Unidos y envía a su kinesiólogo a Holanda para acelerar la recuperación

Ciudad de México

Andrés Guardado presenta una lesión en los ligamentos del tobillo izquierdo, así lo confirmó el PSV Eindhoven, equipo en el que milita.

La molestia podría alejarlo de las cancha en un lapso de 4 a 6 semanas, según el diagnóstico oficial; el seleccionado del Tri sufrió dicha laceración la semana pasada, durante el duelo de Liga de Campeones de Europa ante el Manchester United.

Ante tal escenario y la importancia de Andrés en el esquema de la selección nacional, la Federación Mexicana de Futbol enviará a Carlos Pecanha, kinesiólogo del equipo, para acelerar la recuperación de Guardado y esté en forma para el próximo 10 de octubre, fecha del encuentro ante Estados Unidos, en el que se decidirá el pase a la Copa Confederaciones.

“Con un esguince de tobillo, no es descabellado pensar que se puede recuperar en tres semanas”

Sin embargo, por complicado que luce el panorama, Luis Fossati, especialista en la materia, ex kinesiólogo de Chivas, donde trabajó por 13 años, y hombre de confianza de Rafael Ortega, actualmente encargado de los servicios médicos del Rebaño Sagrado, consideró que es posible que el mediocampista acuda a la justa que definirá el futuro inmediato del equipo mexicano.

"Es posible recuperarlo. Se puede lograr tranquilamente que Andrés esté listo en el tiempo en las tres semanas que hacen falta para que se juegue el compromiso. Cuando más feo y más negro luce físicamente el tobillo, mejor evoluciona para que el jugador regrese a las canchas. Conozco a la perfección esta lesión y va a estar listo".


Fossati consideró que Guardado se encuentra en buenas manos, luego de enterarse que será Pecanha quien se encargue de llevar poco a poco su recuperación física; el ex preparador rojiblanco, ahora prestador de sus servicios de forma particular en Guadalajara, consideró que no solo Andrés, cualquier futbolista que se desempeñe en el más alto nivel, puede dejar atrás este tipo de lesiones en 15 días.

"Nunca tuve a Guardado como paciente, sé que es un futbolista propenso a las lesiones, lo sé. Pero con un esguince de tobillo, en cualquier jugador del mundo, no es descabellado pensar que se puede recuperar en tres semanas.

“No va contra reloj, no tendrá que presionarse y menos con alguien como Pecanha, que seguro lo conoce”
 
LUIS FOSSATI
Ex kinesiólogo de Chivas


No va contra reloj, no tendrá que presionarse y menos con alguien como Pecanha, que seguro lo conoce a la perfección".

Luis explicó los pasos que deberá seguir el implicado para que se reintegre al cien por ciento; consideró como normal este tipo de procedimientos: "Se trabaja el fortalecimiento físico, el equilibrio y después se puede pensar en ir a la cancha, en regresar al futbolista al campo, con ejercicios de trote leve y toque de balón. Es un proceso rápido; traté mil casos de estos en Chivas, y recuperamos a los futbolistas en medio mes".

CON SU GENTE DE CONFIANZA

Luego de estar ligado por más de 10 años al Club Guadalajara, Fossati tiene muchas anécdotas en la cabeza y rememoró que a él le tocó enfrentar un caso similar al de Andrés Guardado, pero a la inversa. El kinesiólogo llevó a cabo la recuperación de Carlos Salcido hace unos años, cuando este militaba en Holanda, con el PSV; a petición exprés del futbolista, este se reintegró a sus actividades en las instalaciones de Chivas, con él y Rafa Ortega.

"A mí me pasó algo parecido, cuando Carlos Salcido militaba en Europa, a finales de la década pasada, sufrió una lesión más aparatosa que la de Andrés, el equipo le permitió venir a Guadalajara para recuperarse con Rafael Ortega y conmigo.

Cuando el jugador lo pide, el club al que pertenece puede dejar que su rehabilitación se dé con la gente de confianza".

Pese a los diagnósticos oficiales y la opinión de Fossati, el futuro de Andrés sigue en el aire. Es una incógnita si Guardado logrará recuperarse a tiempo y estar el 10 de octubre disputando el boleto a la Copa Confederaciones del 2017.

Por ahora, su club y la selección, ponen todo a su disposición, para que lo consiga. No solo aportará su talento, también es el capitán del Tricolor.