La deuda africana

Para pelear por el título del Mundial Sub 17, México tendrá que imponerse a Nigeria, rival que mantiene su supremacía frente al Tri en la categoría


Parte del plantel tricolor que está concentrado en Chile
Parte del plantel tricolor que está concentrado en Chile (Femexfut)

CIUDAD DE MÉXICO

Aunque México es favorito para conseguir el boleto a la Final de la Copa del Mundo Sub 17, gracias a su despliegue mostrado en Chile 2015, en la antesala del duelo que otorga el título al vencedor, tendrá que medirse y derrotar a la imponente Nigeria, un rival de jerarquía y contra el que, históricamente para el Tri, se han complicado demás las cosas.

Las Águilas fungen como un sinodal complejo, gracias a su fuerza física, velocidad y efectividad a la hora de los desdobles. Han sido tres las ocasiones en las que Nigeria y México se han visto las caras en Copas del Mundo a nivel infantil. Las dos ocasiones más recientes —en Emiratos Árabes del 2013—, los africanos golearon al combinado que por entonces comandaba Raúl Gutiérrez, lo hicieron en el primer duelo del Grupo F por amplio marcador: 6-0, y después en la Final del torneo, con un 3-0 en el electrónico.

Aquella generación, en la que ejercía voz de mando Raúl Gudiño, no pudo contra los argumentos de KelechiIheanacho (el máximo anotador) y compañía. La primera vez que mexicanos y nigerianos se toparon en una competencia similar, fue en Canadá 1987, y desde entonces, se tiene el único registro de un triunfo nacional sobre su similar africano.

"No ha sido sencillo y nos mantendremos en la misma línea, peleando por nuestras aspiraciones”

Aquella ocasión, los dirigidos por Jesús del Muro se llevaron la victoria, gracias a un solitario tanto de Carlos Rivera, en duelo de fase grupal, correspondiente al Grupo D del Mundial. En esa selección destacaban también José Luis González China y Félix Fernández. Los números indican una ligera ventaja para el presente de cada escuadrón; sin embargo, en el seno del Tricolor hay confianza, aunque sin excesos, y se motivan con dar el paso hasta la Final de la competencia.

Mario Arteaga, timonel nacional, espera que hoy la suerte y el futbol les acompañen en la cancha del estadio Municipal Alcaldesa, en la ciudad de Concepción. "Desde el comienzo de la competencia nos planteamos como objetivo principal llegar a la Final del torneo, sabemos la importancia del duelo ante Nigeria y lo que nos jugaremos contra ellos. No ha sido sencillo llegar hasta aquí y nos mantendremos en la misma línea, peleando por cumplir con nuestras aspiraciones iniciales", relató Arteaga luego de vencer a Ecuador, en los cuartos de final.

Sobre la rotación que le ha dado a su plantilla y el nivel de competencia que ha encontrado en su vestidor, Mario fue claro y consideró que cualquiera de los 21 jugadores que citó para Chile 2015 tiene la calidad suficiente para pelear por un sitio como titular, esto en función de la suplencia de Ulises Torres, el lateral por izquierda que se perderá el encuentro de semifinales por acumulación de amonestaciones. "El grupo está muy unido, muy fuerte en lo anímico, pero también en cuanto a los argumentos que ofrece en el campo. De todo el plantel, sé que cuento con todos y cada uno, que quien juegue, tendrá la obligación de dar el máximo y sé que así lo harán. Todos tienen la misma encomienda y ganas para salir a proponer su mejor juego", comentó el timonel.

SE LES COMPLICAN

Incluyendo los duelos frente a los nigerianos, a nivel Sub 17 no existen selecciones que más se le compliquen a México que las africanas. El Tri se ha enfrentado en ocho ocasiones a este tipo de combinados, obteniendo seis descalabros y apenas dos triunfos; por si fuera poco, contabilizan 23 goles en contra y apenas seis a favor.

"Desde el inicio nos planteamos como objetivo principal llegar a la Final del torneo”

Dichos números marcan una tendencia sobre el tipo de juego y futbolistas que ambos representativos han tenido a los largo de estos certámenes. Así, para gozar de un presente que incluya emular lo hecho en el pasado Mundial de la especialidad (la final como mínima instancia), México deberá imponerse a su pasado, a los fantasmas y complejos que históricamente le han relegado cuando un conjunto africano se les presenta en estas justas. Las jugadas a balón parado, la templanza y paciencia de la estrategia y la efectividad de su ataque, son las mejores armas del escuadrón que ilusiona.