Padre de Corona: él es el número uno

José de Jesús Corona, padre del portero de la selección mexicana, habla de los momentos más especiales que ha vivido su hijo en el balompie 

Jesús Corona con la selección mexicana
Jesús Corona con la selección mexicana (Mexsport)

Guadalajara

Las anécdotas fluyen una tras otra, don José de Jesús Corona se emociona visiblemente al hablar de su gran orgullo, su hijo. Cada palabra destila un tono de alegría combinado con nostalgia, sobre todo cuando habla de la oportunidad que tiene Chuy, una vez más, de hacer historia.

"¿Puedo mandarle un mensaje a mi hijo?", dice, se toma un momento para analizar algunos detalles, respira y avienta las frases que vienen del corazón: "Chuy, quiero que te sigas preparando, porque quiero verte en el Mundial, prepárate muy bien, ojalá y Dios quiera que estés como titular, porque te los has ganado a pulso, hay otros buenos porteros, pero quiero que tú seas el número uno. Todo mundo me dice que eres el mejor de México y para mí también eres el número uno, y échele muchas ganas Chuy".

Uno de los momentos que más recuerda son los inicios de aquel pequeño en Guadalajara mientras lo miraba jugar.

"De niño, cuando yo empecé a jugar, me seguía mucho, iba conmigo cuando tenía año y medio, le llamaba la atención, siempre muy atento. Mi esposa no lo quería dejar ir porque era temprano, y en tiempo de invierno hacía mucho frío".

Cuando Chuy comenzó su carrera ya era considerado en selecciones menores, el profe Jesús del Muro lo tenía contemplado en la sub 17, pero una grave lesión casi lo deja fuera de las canchas de forma temprana.

"En la Sub 20 se lesionó de un ligamento cruzado. En un campeonato en Francia tuvo un choque con Aarón Galindo, se vino a Guadalajara, pero andaba con la rodilla mala se le infectó al grado de que me dice el doctor, 'tráelo, porque si no le voy a cortar la pierna', ya llegó él demacrado, yo saqué fuerzas para que él no se pusiera triste, su mamá y yo le dábamos rehabilitación. Se restableció".

El semblante de don Jesús se ilumina visiblemente cuando de su boca emana el relato del debut de su hijo. "Fernando Quirarte lo debutó, fue uno de los instantes más bellos, me sentí maravillado, me dio mucha alegría"

El arquero es hoy una de las grandes dudas que tiene Herrera debido al gran nivel por el que atraviesan los tres arqueros del Tri, aunque Corona sabe lo que es hacer historia siendo capitán de la selección mexicana que logró la medalla de Oro en Londres 2012.

"Estaba bien nervioso en la final contra Brasil, le pedíamos a Dios que se acabara el juego. Es un orgullo para nosotros y para todo el país, se marcó historia. Chuy fue el capitán, fue el líder".

Don Jesús se siente orgulloso de los logros de su hijo, y qué mejor que coronarlos con una participación en el Mundial de Brasil.