Sin convencer, México vence a Bolivia

En un duelo de muchas imprecisiones, la selección mexicana derrotó 1-0 a Bolivia para obtener su primera victoria después de disputar el Mundial de Brasil 

Layún festeja su anotación
Layún festeja su anotación (AP)

DENVER, Estados Unidos

Muchas imprecisiones y pocas emociones. Así fue el duelo de la selección mexicana ante Bolivia, el cual ganó 1-0 con anotación de Miguel Layún.

El partido fue impreciso en muchos lapsos. El cuadro de Miguel Herrera impuso condiciones ante un cuadro boliviano que fue superado la mayor parte del encuentro.

El partido fue infumable durante los primeros 15 minutos, donde el balón pasaba de este a oeste con base en pelotazos, pero eso cambiaría al minuto 18.

Erick 'Cubo' Torres, se encarreró con pelota dominada, dio un pase a Javier Orozco, quien le regresó la pared, para que el ex Chivas disparara. La de gajos salió rechazada en dirección a Layún y Miguel no lo pensó dos veces, disparó y perforó la portería para marcar el 1-0.

México siguió atacando, pero las imprecisiones siguieron presentes con varios disparos de 'Chuleta Orozco'.

Ya en la segunda mitad, al 69' el 'Cubo hizo una gran jugada. Centro por banda derecha, Torres metió el cuerpo y con ese mismo movimiento se quitó a un zaguero, después se dio la media vuelta, alzó la mirada y sacó un disparo de zurda que fue atajado por el arquero Vaca.

Al 83', Ramiro Ballivián sacó un zapatazo de cuarenta metros, pero el esférico se fue cerca de la meta de Moisés Muñoz.

Dos minutos después, al 85', México respondió. Guardado salió con la pelota tras varios rebotes, alzó la cara y sacó un zurdazo con parte externa que se impactó en el poste del portero sudamericano.

Al 89' pasaría algo sorprendente. Ballivián se enojaría por que el asistente no le marcó una falta, el jugador le reclamó airadamente al línea y el colegiado lo expulsó.

Ya en el último suspiro del partido Bolivia tendría la última. En el 90+2, Ronaldo Eguino remató un centro en el área mexicana e impactó el balón al poste de la portería azteca, para que se escapara, al final, el empate boliviano.

El árbitro pitó el final del encuentro y dio a la selección mexicana su primera victoria después del Mundial, sin embargo, también dejó dudas acerca del volúmen del juego del Tri.