"Melitón estaba en nuestra cabeza": 'Piojo' Herrera

Miguel Herrera señaló que ya tenía previsto llamar al portero de Veracruz para el duelo del 15 de abril ante Estados Unidos

Miguel Herrera, entrenador de la selección mexicana
Miguel Herrera, entrenador de la selección mexicana (Mexsport)

LOS ÁNGELES, Estados Unidos

La ausencia de Guillermo Ochoa hizo que Miguel Herrera echara mano de Melitón Hernández, a quien ya tenía contemplado el entrenador nacional, solo que para el siguiente duelo amistoso contra Estados Unidos (15 de abril en San Antonio).

"Trabajemos este domingo y lunes con él para ver cómo está y obviamente lo traemos para verlo", dijo, y en seguida hizo hincapié en que quiere observar al portero del Veracruz, ya que "tengo que ensayar con Melitón, pero estaba completamente en nuestra cabeza para el siguiente juego, y si se adelantó la situación probablemente vea minutos en este partido".

Luego del permiso que se le otorgó a Guillermo Ochoa y a Andrés Guardado para no viajar con la selección a Kansas City, pues serán padres en los próximos días, Miguel Herrera destacó la importancia del aspecto humano en su grupo, y mencionó que había que respaldar a los futbolistas.

"Ellos están esperando familia y están a días, y como están con esa situación del nerviosismo preferí que se fueran, la familia está antes", dijo el entrenador nacional, quien explicó que "no estábamos enterados de qué tan avanzado estaba el embarazo de sus mujeres, pero nos da mucho gusto de que estén felices con la llegada de un nuevo ser".

Hay que recordar que Jesús Tecatito Corona causó baja por lesión, y quien había dado un susto también fue Jonathan dos Santos, pero se le practicaron los estudios correspondientes y no es de gravedad, por lo que será contemplado para el duelo ante Paraguay este martes.

Además, el timonel también se mostró agradecido con la afición que vive en Estados Unidos  que los ha recibido con mucho cariño cada vez que pisan dicho territorio. Y es que, en Kansas City, el cuadro nacional también fue arropado por los seguidores.