¿Se acabó el Piojo tuitero?

Miguel Herrera se había caracterizado por ser un entrenador que mantenía constante contacto con sus seguidores pero últimamente se nota más limitado 

Miguel Herrera
Miguel Herrera (Reuters )

CIUDAD DE MÉXICO

El 8 de diciembre de 2013 a las 11:51 horas Miguel Herrera se estrenó en tuiter, ese día América, equipo del que era entrenador, jugó la semifinal del Apertura 2013 contra Toluca.

"¡Finalmente hoy me estreno en Twitter! Qué mejor día que hoy antes de un juego tan importante", fue lo que publicó.

Este tuit tuvo 1453 retuits y 1090 favoritos. A partir de ese momento, el Piojo utilizó esta red social para mantenerse en constante contacto con sus seguidores.

Herrera mostró a sus seguidores su lado más íntimo al subir incluso fotos familiares o de festejos.

Incluso, de los 32 entrenadores que dirigirán en Brasil 2014, Miguel era uno de los cinco que tenían una cuenta en esta red social.

Los otros eran Jürgen Klinsmann, de Estados Unidos (@J_Klinsmann); Marc Wilmots, de Bélgica (@WilmotsMarc); Luis Fernando Suárez, de Honduras (@LFS_entretiempo); y Stephen Keshi, de Nigeria (@OfficialKeshi).

Pero la popularidad de Herrera en esta red social se vino abajo luego de que públicara el 7 de junio de 2015 un tuit en apoyó al Partido Verde que competía en elecciones ese día en México.

Tras hacer proselitismo, los aficionados dejaron de seguirlo, pues desde hace un mes se mantiene con su un millón 420 mil en este rubro, pero además ha dejado de publicar temas a los que tenía acostumbrados a sus seguidores, pues tenía la costumbre de dar a conocer sus alineaciones previo a los partidos.

Las últimas publicaciones en la que se nota su sentir son las que publicó el 21 de junio en la que acepta que el fracaso de Copa América es de él y lamenta haber estallado contra Cristian Martinoli.

Esto sucedió el 21 de junio. A partir de ese momento solo ha hecho tres publicaciones más, una un retuit a la cuenta de América, otro un retuit a Santiago Baños, su auxiliar, y una más promoviendo a uno de los patrocinadores de la selección mexicana.

Lo que es muy extraño pues se podían leer en esa cuenta por lo menos tres publicaciones diferentes en un día.

Parece que al Piojo le cerraron el pico Tuitero