Técnico de Serbia quiere 'amargar' la fiesta al Tri

Veljko Paunovic, director técnico del combinado Sub-20 de Serbia, espera que el próximo viernes terminen con la ilusión del conjunto se Sergio Almaguer de califica a la siguiente fase en el Mundial de la especialidad 


Veljko Paunovic, técnico de Serbia Sub-20
Veljko Paunovic, técnico de Serbia Sub-20 (Especial )

Wllington, Nueva Zelanda

Veljko Paunovic es el seleccionador de Serbia que sueña con hacer historia en el Mundial Sub-20 para regalarle una sonrisa a su nación, pero también a España, país que lo acogió durante diez años como jugador y le enseñó muchos trucos que hoy vuelca desde el banquillo a sus chicos, que pueden amargar a México el viernes, en Dunedin.

"En esta competencia queremos dar lo mejor, representar de la mejor manera posible a nuestro país, con nuestros valores y estilo de juego", señaló el excentrocampista al sitio de la Federación serbia.

Paunovic ha dejado un grato recuerdo en tierra española, cuya nacionalidad también ha adquirido, después de su aterrizaje en el Marbella en 1995 desde el Partizán Belgrado, club en el que había debutado una temporada antes.

Atlético Madrid, Mallorca, Oviedo, Tenerife, Getafe y Almería fueron los equipos en los que el exmediocampista desplegó su magia en suelo español. "Mi primer año en Mallorca fue inolvidable. Ganamos la Supercopa de España, quedamos terceros en la Liga y fuimos subcampeones de la Recopa de Europa", comentó en la prensa española este serbio que maneja a la perfección el idioma español.

Pero este trotamundos también militó en Alemania (Hanóver), Rusia (Rubin Kazán) y Estados Unidos (Filadelfia Union), para luego convertirse en técnico.

Sin embargo, Paunovic tiene un especial amor por España, que eligió para residir con su familia en Madrid.

Se declara un "enamorado" de su tierra, sus comidas, su lengua y su gente, con la que ha elaborado un estrecho vínculo, ya sea con sus numerosos amigos de su profesión con los que intercambia usualmente mensajes a través de las diferentes plataformas y redes sociales, pero también con el público en general, al que llega como comentarista de televisión de partidos de fútbol en la TVE para la Champions League.

Ese encanto por la tierra española, por cierto, viene de su pasado, pues su padre, Blagoje Paunovic, fue un defensa en los años sesenta y setenta que llegó a jugar para la selección de Yugoslavia y tras retirarse se hizo entrenador, alcanzando un puesto en el Logroñés en 1994.

El buen trabajo de Veljko Paunovic en inferiores le valió un llamado del Getafe, que intentó llevárselo en junio de 2014. Sin embargo, la Federación serbia hizo fuerza para retener a Paunovic, que aceptó quedarse para el desafío Europeo y luego la proyección Mundial en Nueva Zelanda-2015.

Ahora está concentrado al ciento por ciento en la cita kiwi, que puede servirle como un gran escaparate para seguir proyectando su carrera entre los principales clubes profesionales de Europa. "Nuestro principal objetivo es la clasificación para la segunda fase", apuntó el técnico. Está a un triunfo de lograrlo. El viernes contra el Tri puede ser ese gran día en Dunedin.