México, por una victoria 50 años después ante Honduras

El Tri viajó a tierras catrachas con la encomienda de lograr su segunda victoria en la eliminatoria mundialista, en el estadio Olímpico Metropolitano, un campo que se le ha negado al conjunto nacional por más de seis décadas, pues la última victoria del Tri se dio en Tegucigalpa en 1993

El estadio Olímpico Metropolitano, hogar de la selección hondureña
El estadio Olímpico Metropolitano, hogar de la selección hondureña (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

México ya está en Honduras, y encarará un partido marcado por la hostilidad. Cuando estas selecciones se enfrentan, el Tricolor se mete a una trinchera que en las últimas eliminatorias se ha convertido en una pesadilla.

La última vez que México ganó un partido eliminatorio en San Pedro Sula fue el 28 de febrero de 1965, por 1-0 con gol de Isidoro Díaz. Hace 50 años. Está claro que el estadio Olímpico Metropolitano no se le da al Tri.

La historia en duelos eliminatorios entre ambos países, registra la última victoria de México en mayo de 1993, —hace 22 años— cuando Miguel Mejía Barón era entrenador del equipo nacional, aunque ese partido se jugó en Tegucigalpa. Desde entonces, cada visita ha sido una penuria para el conjunto mexicano, por más que existan jugadores de calidad en el equipo verde, los catrachos se agrandan y doblegan a su rival, sobre todo porque han hecho de San Pedro Sula una tierra inexpugnable.

Mientras México arrancó con un triunfo el camino a Rusia; Honduras tropezó en su visita a Canadá, lo que lo obliga a reaccionar y plantear un partido más agresivo en el plano futbolístico, necesita el equipo de Jorge Luis Pinto una victoria que lo reenganche en la fase de calificación, y así pelear un sitio en el Hexagonal de la Concacaf.

Será un partido distinto desde los banquillos, porque tanto Juan Carlos Osorio como Jorge Luis Pinto empiezan una época diferente en ambas selecciones, aunque Pinto lleva un poco más de tiempo trabajando con los catrachos, un punto de ventaja por los contados entrenamientos que ha tenido Osorio con el Tricolor.

Sin embargo, el entorno de Pinto no es el más alentador, en la Copa Oro los resultados que tuvo no fueron positivos, fue eliminado en la fase de grupos: perdió con Estados Unidos (2-1), empató con Panamá (1-1) y perdió con Haití (1-0).

Se juega su crédito Pinto que conoce bien al Tricolor y a su base de jugadores, pues cuando dirigía a Costa Rica los enfrentó en la eliminatoria rumbo a Brasil 2014, de hecho, un triunfo de los ticos sobre la selección mexicana que entonces dirigió Víctor Manuel Vucetich mandó al Tri al repechaje

Jornadas negras

Rumbo al Mundial de Francia 1998, México y Honduras se enfrentaron en la fase de Grupos, coincidieron en el sector C, fue el segundo partido de dicho pelotón, el Tricolor, que entonces era dirigido por Bora Milutinovic, visitó San Pedro Sula y perdió por 2-1. Al final de la fase de grupos México avanzó al Hexagonal y Honduras no pudo hacerlo.

Rumbo al Mundial de Corea y Japón, ambas selecciones se midieron en el Hexagonal, México era dirigido por Enrique Meza, la selección nacional mostró su vulnerabilidad. En la Jornada 5 se vieron de frente en San Pedro Sula y los catrachos doblegaron al Tri por 3-1, una noche en la que Carlos Pavón fue el victimario del equipo mexicano al marcar los tres goles de los hondureños.

Tras este partido, Enrique Meza dejó el cargo y tuvo que venir Javier Aguirre para enmendar la situación y conseguir el boleto al Mundial, mientras Honduras no logró su pase, ya que se ubicó en cuarto lugar del Hexagonal.

En el camino al Mundial de Alemania 2006, no hubo enfrentamiento entre estas selecciones porque Honduras no superó la fase de grupos, los catrachos quedaron como tercer lugar del Grupo 2, por detrás de Costa Rica y Guatemala.

 El dominio de Honduras en su campo sobre México, se mantuvo en la eliminatoria rumbo al Mundial de Sudáfrica 2010. El equipo mexicano era dirigido entonces por Sven-Göran Eriksson. El destino los cruzó desde la fase grupos, coincidieron en el sector 2. En San Pedro Sula se enfrentaron en el último partido de la ronda previa una victoria por 1-0 que le dio a los catrachos el liderato del grupo por encima de México.

En el Hexagonal se vieron las caras en la tercera jornada, San Pedro Sula volvió a ser una tierra negada para el Tri, ese día el cuadro de Eriksson cayó por 3-1 y el entrenador sueco fue removido del banquillo nacional; Javier Aguirre tuvo que regresar como emergente para salvar al equipo y calificarlo al Mundial de Sudáfrica.

Ni aquí ni allá

La eliminatoria rumbo a Brasil 2014, Honduras volvió a ser un dolor de cabeza, el cuadro que entonces dirigía José Manuel de la Torre visitó a los catrachos en la segunda jornada del Hexagonal, parecía que ese 22 de marzo de 2013, México pondría in al dominio hondureño, el Tricolor se adelantó con un doblete de Javier Hernández, pero el orgullo catracho salió a flote y en tres minutos logró empatar el juego. Un resultado que le dejaba claro al conjunto mexicano que San Pedro Sula era su peor pesadilla.

Por si fuera poco, en el último partido que se midieron estas selecciones en el pasado Hexagonal, en el estadio Azteca, en septiembre de 2013, Honduras conquistó el Coloso de Santa Úrsula, una derrota que le costó el puesto al Chepo.

San Pedro Sula es el terror del Tricolor. Osorio pretende escribir páginas distintas en el equipo mexicano, puede empezar mañana en dicha ciudad, cambiado jornadas aciagas y reviviendo aquella tarde de Tegucigalpa de mayo de 1993.