De mí depende seguir al frente; de nadie más: Herrera

El estilo abierto y frontal que ha caracterizado al entrenador de la selección mexicana no varía ni un ápice y termina por imponerse en las ruedas de prensa

Denver, Colorado

Dice Miguel Herrera, con razón, que la única manera de garantizar su permanencia al frente de la selección mexicana de futbol, es dando buenos resultados.

Y es que la pregunta es recurrente. Casi en cuanta aparición registra en público, compareciendo ante reporteros, alguien le cuestiona acerca de las "garantías" que ha recibido de los dueños de los equipos o del propio presidente de la Federación Mexicana de Futbol, de poder terminar el ciclo que está prácticamente arrancando, es decir, poder llegar al Mundial de Rusia 2018.

"Todo eso depende de nosotros, de mí y de mi equipo de trabajo. De los resultados que demos. Mis metas son muy altas, siempre intento estar un escalón más arriba... Entonces, que yo siga, no depende de ellos, depende de mí".

Así de sencillo y claro, El Piojo sale al tema de este y de otros asuntos. Miguel no solo atiende cuanta petición de entrevista particularizada le permite su agenda. Acude siempre muy atento y dispuesto a las conferencias de prensa. A veces se pasa de intenso y rompe las reglas.

Como cuando cuestiona o increpa a los reporteros que, a su juicio, le hacen preguntas improcedentes.

Pasó la noche del sábado pasado, al final del juego en el Levi´s Stadium, cuando al reportero del diario Récord le pidió que pasara a su lugar para que asumiera el rol de entrenador y dijera cuáles jugadores de los actualmente convocados ya no estarían o se caerían de su lista.

Y todo por una pregunta que no se dio el tiempo de escuchar bien, pudiendo pedir que se la repitieran, prefiere asumir ese papel retador, que busca generar simpatías, así sea a costa de otros.

“Mis metas son muy altas, intento estar un escalón más arriba... que yo siga, no depende de ellos, depende de mí”

Ayer, ahora en Denver, en la rueda de prensa previa al partido contra Bolivia, intentó seguir con ese juego con el mismo reportero, como queriéndole dar continuidad a un chiste que no siempre entienden todos. Cuando le tocó el rol de preguntar a ese enviado, le dijo algo así como: "mejor súbete acá..."

El reportero, Jonathan Peña, alcanzó a balbucear: "No, porque yo sí llego al quinto partido", aunque no fue su expresión tan sonora como para impactar en todos los presentes, sí que quienes estábamos cerca de él lo escuchamos, y el propio Herrera lo hizo.

Al final no pasó nada, y si llegara a haber algún reclamo posterior, tiene la habilidad y capacidad el entrenador de la selección nacional para volverse a ganar a cualquiera.

Ha pasado en otras ocasiones, con reclamos abiertos a quien ha enfocado en varias ocasiones como el objeto de sus desacuerdos: Gerardo Velázquez de León. Con él, mi compañero en TVC Deportes, asume frecuentemente un papel abierto de distensión, generando diálogos entre pregunta y pregunta que no siempre, otra vez, todo mundo entiende, pero que reflejan a un hombre diferente, nada nervioso, muy dueño de su momento.

FRANCISCO RODRÍGUEZ ESTARÁ DOS semanas de baja para recuperarse de la inflamación en el gemelo izquierdo que sufrió en el juego ante Chile.


Nada que ver con lo que generaba uno de sus antecesores, José Manuel de la Torre, quien parecía llegar siempre enojado y cortante a este tipo de momentos. El Piojo es El Piojo y se ve que disfruta mucho y vive con intensidad todo lo que tiene que ver con sus responsabilidades al frente de la selección nacional.

Para el duelo de hoy contra los bolivianos, Miguel promete un equipo sumamente competitivo, que se esforzará como si enfrente estuvieran los mejores.

"Buscaremos el partido, iremos al frente, con ritmo, sin menosprecia nadie. Queremos meter goles y obviamente el triunfo", advierte, pese a que el cuadro que pondrá, plagado de jóvenes y suplentes de los suplentes, no ofrece garantía de nada.

Ha ido adquiriendo propiedad —también— para no meterse en asuntos que no le incumben del todo. Le preguntaron ayer su opinión sobre el contrato entre la FMF y la empresa SUM, próximo a vencerse, y prefirió no meterse en líos: "Yo no puedo hablar de lo que no me corresponde, a mí lo que me importa es que tengamos siempre buenos rivales y eso nos lo vienen cumpliendo".

Y así va Miguel, pregunta a pregunta, haciendo sentir su comodidad y suficiencia. Pareciera que se queda con ganas de que le sigan preguntando, pareciera que reta a que le hagan preguntas complicadas, pareciera que no quiere que se acabe nunca su relación con un micrófono, su duelo con los periodistas.

Se despide Miguel, se levanta, deja la mesa y en días como ayer, ronda a los periodistas, les bromea, les cuestiona, se pasea por los pasillos del estadio, camina con su séquito. El entrenador de la selección mexicana no para.

EN CHIAPAS Y QUERÉTARO

La dirección de selecciones nacionales ya tiene definidos los próximos rivales que tendrá la selección mexicana en la Fecha FIFA del 9 y 12 de octubre. El Tri saldrá del Estadio Azteca y tendrá actividad en Tuxtla Gutiérrez, Chiapas para medirse a Honduras en el Estadio Víctor Manuel Reyna; mientras el 12 de octubre se medirá a Panamá en La Corregidora de Querétaro. El año futbolístico lo cerrará en Europa ante Holanda (12 de noviembre) y Bielorrusia (18 de noviembre).