Empata México ante Trinidad y Tobago

El conjunto mexicano vino dos veces de atrás para empatar 3-3 el duelo amistoso ante Trinidad y Tobago, el primero de cuatro que dirigirá Ricardo Ferretti

Enviado / SALT LAKE, UTAH

Tan despatarrado como aquel empate a cuatro goles del pasado 15 de julio en Charlotte, en el marco de la Copa Oro, resultó el juego entre mexicanos y trinitarios en esta ciudad.

Ahora fue a tres goles, pero con la misma carga emotiva, con un representativo nacional viniendo siempre de atrás en el marcador.

Un partido demasiado descontrolado para los gustos y humores de Ricardo Ferretti, que debutó de esta manera en el primero de los cuatro partidos que su generosidad y agradecimiento al futbol mexicano lo llevó a dirigir a la selección nacional de forma interina.

Hay que decir que la experiencia y conocimiento del brasileño posibilitó que el juego se empatara y a punto estuviera de ganarse. Cuando sobrevenía la derrota, metió a Raúl Jiménez (en un cambio obligado por la lesión de Henry Martín) y el ahora jugador del Benfica de inmediato respondió con un gol, el del empate a 2... Y cuando los trinitarios se pusieron arriba gracias a la ejecución de un tiro libre fuera del área, metió a Héctor Herrera y la figura del Porto respondió también casi de inmediato, con un golazo desde fuera del área.

La verdad es que el equipo mexicano jugó para ganar de principio a fin. Asumió una actitud arriesgada, adelantando a sus hombres, controlando y circulando el balón, pero nuevamente se llegaba al área y se mostraba debilidad a la hora de rematar...

Errores muy puntuales en defensa, particularmente en el segundo gol en contra, cuando Oswaldo Alanís se confió y perdió el balón en plena área, provocaron los goles en contra... De igual forma, en el tercer gol trinitario cuando la barrera se abrió permitiendo que el balón entrara sin que Talavera pudiera hacer nada... El primer gol de los caribeños llegó a los 7 minutos, luego de un dominio asfixiante de los verdes... Contragolpe y error y llegó la puñalada.

Ferretti alineó lo que bien puede considerarse una alineación de suplentes, privilegiando el partido del próximo martes contra Argentina, en el estadio de los Vaqueros de Dallas.

Vendrán los Rafael Márquez, Héctor Moreno, Paul Aguilar, Miguel Layún, José Juan Vázquez, Andrés Guardado, Javier Hernández, Héctor Herrera, Raúl Jiménez, de inicio. Ante un equipo también muy poderoso, que reservó a Lionel Messi para ese día.

Sobresale el papel de Carlos Vela, titular los 90 minutos y capitán del equipo, siempre entregado y participativo, aunque también muy fallón ante la meta adversaria.

Contra Trinidad y Tobago el equipo nacional tuvo llegada continúa, pero poca pegada como continuidad de esas jugadas. Javier Aquino llegó a desesperar al Tuca en su zona de banca, por la debilidad de sus remates... Henry Martín lució perdido y lo mejor que le pudo pasar fue salir del campo... Israel Jiménez como lateral derecho dio un concierto de pases desacertados... Diego Reyes y Alanís, como centrales generaron más peligro a Talavera que los propios atacantes trinitarios.

Si lo que buscaba Ferretti en este partido es saber con qué jugadores no puede contar para el duelo decisivo contra los Estados Unidos el próximo 10 de octubre, lo va a lograr. Tiene una larga lista de hombres que pese a que se les ha brindado apoyo y oportunidades, nomás no las aprovechan.