Saldos de un miniproceso

Pese a no librar los octavos de final, la selección recuperó aspectos que sientan bases: carácter y unión de grupo

Selección mexicana
Selección mexicana (Reuters)

Enviada, Fortaleza

Muchas veces, la frialdad de los números hace olvidar el fuego que los equipos encienden en sus aficiones sobre el terreno de juego, porque al final, lo que manda son los resultados y esos son los que pasan a la historia. En ese ámbito, la selección de Miguel Herrera se recordará como un grupo más que se quedó en los octavos de final, que estuvo a punto de llegar al quinto partido, pero por tal o cual motivo no lo consiguió; sin embargo, hay muchas cosas que reconocerle a este equipo. Primero, tal como lo dijo Giovani dos Santos, "Miguel Herrera le devolvió la ilusión a todo un país".

LLENO DE CARÁCTER

Pocas veces se ve a un equipo con "tantas ganas de ganar", como lo mencionaban no solo ellos, sino hasta los mismos rivales, y eso explotó el nivel de la mayoría de seleccionados en la cancha, y cuando el futbol no alcanzaba salía el corazón. Los futbolistas estaban convencidos de que podrían llegar hasta la Final, y no eran frases trilladas, el tono y el entusiasmo con el que lo decían, incluso sin cámaras y micrófonos de por medio, dejaban claro que en este Tri había otra mentalidad.

LA UNIÓN DE GRUPO

No importaba quién entrara, quién saliera, los pupilos del Piojo siempre mostraron esa unión. Incluso, concluido el duelo con Holanda, se veía a Jesús Corona consolar a los compañeros que se desplomaron en el campo. Los entrenamientos eran igual, sonrisas y camaradería que luego se relajaban en el accionar.

ONCE CONSISTENTE

Herrera tendrá el respaldo de la dirección de selecciones y Justino Compeán, presidente de la FMF, para dirigir el proceso rumbo a Rusia 2018. El Piojo fue el gran artífice de un grupo roto anímicamente, colocó piezas nuevas y, sobre todo, le dio la titularidad a los que estaban mejor, por encima de cualquier etiqueta. El Piojo tuvo el olfato de poner al Maza Rodríguez, así como al Gallito Vázquez, a Guardado, Gio junto a Peralta, aún cuando eso le costara la banca al más famoso de todos, Chicharito.

GUILLERMO OCHOA

Miguel Herrera tuvo decisión para poner en la portería a Guillermo Ochoa, pese a que tenía en Jesús Corona un hombre de seguridad y calidad, pero el "13" mostró algo más, eso lo reflejó desde el primer choque, contra Camerún. Y ante Brasil dejó claro que el Piojo no se equivocó, sus reflejos y su ubicación bajo los tres palos lo hicieron brillar en esos 90 minutos, y en los 180 que le siguieron. El arquero está en un alto nivel, eso le dará un contrato con un club grande, tanto así que podrá elegir de entre la baraja de opciones.

HÉCTOR HERRERA

Desde que se incorporó a la selección, el volante asombró al entrenador por sus virtudes, por la velocidad y la destreza que imprimía en su ataque, y por esa capacidad de dejar atrás a las defensas rivales. Por ello, el Piojo encontró en este jugador la pieza que sustituyó a Luis Montes, la que parecía difícil de hallar. La actuación que dio en el Mundial lo catapultará a otros niveles. Lo mejor es que a su corta edad es maduro, tiene un largo camino por delante, pero de seguir en este camino, será un claro referente del Tri.

EL 'GALLITO', LA REVELACIÓN

Contaban algunos integrantes de la selección mexicana que, parecía, José Juan Vázquez no dimensionaba el escenario que pisaba. La razón es jugaba con una intensidad y con una normalidad que pocas veces le habían visto, pese a que tenían clara su calidad. El Gallito demostró que podía solo en la contención y que su estatura y complexión pasaban a segundo término cuando se trataba de cubrir bien su zona. Vázquez cubre más terreno que cualquier otro contención y eso, le dio la titularidad en el Tri.

GUARDADO Y 'MAZA'

De entre otros, había dos jugadores que hace seis meses se podía afirmar no llegaban al Mundial, pero lo hicieron y fueron titulares. Andrés Guardado volvió a encarar, a dar profundidad, a engañar a los rivales, está de regreso en su nivel, lo cual lo mantendrá en el futbol europeo. En el caso de Francisco Maza Rodríguez, es verdad, en el último duelo comprometió un balón en el que al final, Héctor Moreno salió lesionado, pero también hay que reconocer que el "2" fue ordenado, sacó balones peligrosos con la pierna, con la cabeza, como fuera.