Marcador irreversible

La selección mexicana consiguió un triunfo en el duelo de ida del repechaje ante Nueva Zelanda, que parece determinante y que le daría el pase al Mundial de Brasil.

La función está a punto de acabar, se identificaron a los héroes, porque al grupo de Miguel Herrera y al mismo entrenador ya se les puso la etiqueta. Ayer, se vio a una afición rendida de ante un equipo al que no abandonó en todo el Hexagonal por más que las heridas pudieran llevarlos por el camino contrario; pero esta vez fue especial, porque el Tri dio un paso más que grande al Mundial de Brasil 2014, cuando la esperanza parecía extraviada.

El conjunto del Piojo ganó por fin en el Estadio Azteca, se impuso como en los viejos tiempos, con hegemonía, buen futbol y goles. Le metió cinco al gélido Nueva Zelanda, que solo intimidaba por ese juego aéreo del que tanto se comentaba, o la peligrosidad a balón parado y al final, resultó ser poco para el cuadro azteca, pues ahí están los goles que hizo el Tri con la cabeza, ganándole a los altos centrales Tommy Smith, Ivan Vicelich y Andrew Durante) .

Así es el estilo del explosivo Piojo, es muy vertical, de juego alegre, suelto, que  puedo anotar muchos goles, pero también recibir otro racimo más. En este episodio solo el gol de Chris James empañó las cinco dianas con las que cerraron la primera batalla del repechaje.

México tuvo que llegar hasta esta instancia para encontrar un sello que le dieran lo que tanto necesitaba, triunfos. Ayer, jugó bajo la temperatura más fría que ha tenido en el Hexagonal, pero en las piernas de los jugadores se imponía la sangre caliente que tanta falta le hizo a este cuadro en duelos pasados.

Pocas veces se veía correr a los futbolistas con el cuchillo entre los dientes, porque así como perdían un balón, luchaban por recuperarlo.

Oribe y Jiménez también hicieron el sacrificio, se botaban cuantas veces podía para llegar con balón controlado. De por sí Peralta siempre se ha distinguido por ser aguerrido, por buscar las pelotas que parecen perdidas, siendo que podía estar cómodo en su área, pues ahora, no es el único que camina con ese sello que buscaron impregnar en el Tri otros entrenadores.

No hay duda que hay cosas por aplaudirle al Tri, el ver encarar a Layún con tan buen éxito es una de ellas. Como aquella jugada al minuto 32 del segundo tiempo en el que se quitó a varios enemigos en el área chica, pero para su mala fortuna el esférico no causó mayor peligro.

Desde el inicio, el cuadro nacional se lanzó al ataque, así como dictaba el guión. No había sorpresas en el parado de Herrera. Tres centrales comandados por Rafael Márquez; los dos carrileros abriendo bien el campo (Aguilar y Layún). Medina, acostumbrado a cargar solo el peso de la contención, no tuvo mucho trabajo en la recuperación, porque los neozelandeses se entregaron, simplemente jugaban al pelotazo.

No hubo errores del Maza Rodríguez tan juzgado con entrenadores pasados. Jugó con precisión, limpio, y a tiempo, por ahí, su pecado fue una falta en el primer tiempo con la que se llevó tarjeta amarilla. Por supuesto, Márquez Álvarez merece mención aparte, desde que regresó a la selección demostró la visión de campo que tiene, la fineza para marcar y para salir con balón controlado, pero sobre todo, esos trazos exquisitos.

Peña y Montes también tuvieron lo suyo, sobre todo el Gullit, quien corrió por su banda tratando de generar el peligro necesario.

En fin, todo le salió a este Tri, que antes del primer gol de Aguilar, generaba incertidumbre porque manejaba el balón, llegaba, pero no lo metía.

Pero después de aquel tanto de Aguilar se sacudió todo mal. Llegó el segundo con un remate con la cabeza de Raúl Jiménez, tras un pase de Peña (40’). La espera no fue larga, el tercero  lo generó Rafael Márquez con un gran trazo que peinó Layún, y que finiquitó Oribe Peralta.

Herrera hizo cambios, pasó a un 5-2-2-1, con Jiménez en punta ante la incursión de Escoboza, Sinha y Molina y la salida de Montes, Peña y Peralta.

Todo seguía igual, el Tri atacaba. Layún no se cansó de taladrar la parcela izquierda, y ante su insistencia, al 79’, otra vez apareció Peralta con un remata con la cabeza para poner el cuarto. El Azteca se le rendía al equipo del Piojo y, de inmediato, comenzó aquel viejo cántico que estaba a punto de no explotar en las gargantas mexicanas: “¡Nos vamos al Mundial, nos vamos al Mundial!”

El talento que derrochó Márquez en la cancha se coronó con un cabezazo certero que complació al público a un utilero que desde la banca alentaba a la afición para que pidieran el quinto tanto.

La tarde parecía perfecta, pero tras una serie de rebotes en el área mexicana, Chris James aprovechó el descuido y manchó el marcador que tanto anhelaba el Piojo, quien por cierto, enfureció con ese gol y le reclamó a Moisés Muñoz, quien apenas pudo dar su explicación con algunas señas.

En el partido, hubo algunas jugadas polémicas, como aquella pelota que parecía entrar en el marco de Nueva Zelanda en un remate de Raúl Jiménez, pero que no fue marcado. También, hubo disparos para aplaudir, para ejemplo el remate con el talón de Jiménez, que de lejos bien podía confundirse con un tiro estilo escorpión.

Se dio la liberación de un Tricolor prisionero de sus mismos errores, todo gracias a la intensidad y disposición de un América reforzado, del portero Glen Moss quien rechazó varios tiros de los mexicanos, pero que no pudo contener la ametralladora,  y de un Piojo, muchas veces irreverente, pero cien por ciento capaz. El resultado parece definitivo.  

México

La figura: ORIBE PERALTA metió el tercer y el cuarto gol con los que México asentó su victoria. Cuando el atacante se conecta no hay problemas.

17minutos Le bastaron a la selección mexicana para meter los tres primeros tantos del partido ante Nueva Zelanda.

El dato: La selección mexicana viajó ayer en un vuelo charter a las 18:10 y tuvo su primera escala en Los Ángeles. De ahí viajará a Sídney, Australia. Un día después, lo hará a Nueva Zelanda para el duelo de vuelta.

Nueva Zelanda

La figura: GLEN MOSS brilló con varias atajadas a los mexicanos. El arquero tuvo una buena actuación, pese a los cinco goles que toleró.

5amarillas Recibieron los kiwis en el partido ante México: Chris Wood, Ivan Vicetich, Andrew Durante, Leo Bertos y Chris James.

El dato: Los jugadores de nueva Zelanda se mostraron optimistas pese a los cinco goles que recibieron en el duelo de ida del repechaje. Los pupilos de Ricki Herbert dejaron claro que no bajarán los brazos.

• • •

2,875Policías fueron destinados por la Secretaría de Seguridad Pública del DF para el partido México-Nueva Zelanda.

168 vehículosapoyaron la logística de seguridad diseñado por la SSP del DF, adscritos a los diferentes cuerpos policiacos.