Los números no respaldaron a Cuéllar

Leonardo Cuéllar estuvo 18 años al frente de la selección mexicana de futbol femenil, desde 1998 hasta 2016 

Leonardo Cuellar, entrenador de la selección femenil
Leonardo Cuellar, entrenador de la selección femenil (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Sería ingrato decir que Leonardo Cuéllar no ha aportado nada al futbol femenil en México, por allá de 1991, cuando tomó el mando de las selecciones femeniles, Leo se encargó de poner en la mira una categoría que prácticamente estaba en el olvido. 

Con su inclusión en el proyecto llegaron también apoyos por parte de la FMF, el descubrimiento de jugadoras, la creación de un par de ligas amateur que promovían y promueven en la actualidad el futbol femenil. También se calificó por primera vez a un Mundial y esto se volvió recurrente. México comenzó a tener participación en competencias internacionales, se exportaron un par de jugadoras, se volteó a Estados Unidos en busca de talento y en fin... Poco a poco el futbol femenil se fue situando, en lo que aún es un lugar muy pequeño en nuestro país, pero por lo menos, se supo que existía. 

Sin embargo, más allá del emotivo discurso en el que se cree que Cuéllar ha rescatado al futbol femenil, cuando a nadie le importaba; existe otra parte en la que los números no engañan y muestran que México se encuentra estancado, y aunque se alega que el tri femenil está en un proceso de crecimiento, no existe ninguna estadística o participación que muestren una evolución. 

Tan solo en Copas del Mundo, al frente de Cuéllar México ha tenido tres participaciones: USA 99, Alemania 2011 y Canadá 2015, registrando en 9 partidos, 0 triunfos, 3 empates y 6 derrotas, con 6 goles a favor y 32 en contra. Es decir, en tres torneos México no ha logrado ganar un solo juego, y mucho menos aspiró en algún momento a calificar a la siguiente ronda. 

Por otro lado si hablamos de participaciones olímpicas, la última vez que México asistió fue en Atenas 2004, en aquella ocasión terminó en octavo lugar con solo un empate y un gol a favor. Desde entonces, para Pekín 2008, Londres 2012 y Río 2016, México no ha pasado del preolímpico. 

El mayor logro y la única medalla de oro que se ha conseguido es la de Veracruz 2014, en los juegos Centroamericanos y del Caribe; de ahí un par de medianas participaciones en la Copa Oro, con dos preseas de bronce, pero en realidad nada espectacular que destacar, y eso solamente hablando de las selecciones mayores.

Los números son fríos y muestran la evidente desgastada relación entre el estratega y el proceso, misma que ha sobrepasado los límites de la cancha, al grado que algunas jugadoras como Anjuli Ladrón o Charlyn Corral, han denunciado abiertamente abusos o inconformidades. También existen las 'leyendas urbanas' en las que trasciende el nombre de Cuéllar por acusaciones en las que se asegura, entre otras cosas, que las visorias en el CAR no son más que un montaje y que al final son las 'consentidas' del técnico las que viajan a las competencias.

Hoy a su regreso del Preolímpico celebrado en Estados Unidos, Leonardo Cuéllar afirmó entre otras cosas que " tendremos una charla en los siguientes días y los anuncios adecuados respecto a mi permanencia o salida serán de acuerdo a lo que se platique en esa junta", enfatizando que en los buenos y malos resultados siempre ha "dado la cara", dando a entender que su permanencia podría estar en duda pero al mismo tiempo mostrando su calidad de 'inamovible' en la última década. 

A pesar de que existen jugadoras que defienden la labor de Leonardo, como la veterana Maribel Domínguez, quien declaro que: "la verdad sí es injusto que se critique así a Leo. A mí forma de ser, pienso que sí. Somos un equipo y nadie quiere ir a perder", es claro que renovar el banquillo del Tri, no le vendría nada mal al futbol femenil en México.