Klinsmann le pone freno al Tri

Desde la llegada del alemán al banquillo de la selección de Estados Unidos, México no ha podido derrotar al conjunto de las barras y las estrellas

Jürgen Klinsmann, entrenador de EUA
Jürgen Klinsmann, entrenador de EUA (Mexsport)

Ciudad de México

Jürgen Klinsmann, ex jugador y entrenador de la selección de Alemania, llegó el primero de agosto de 2011 al banquillo del conjunto de las barras y las estrellas, nueve días después ya encaraba su primer gran reto al frente del combinado norteamericano, enfrentar a México en el denominado clásico de CONCACAF.

Hasta antes de su arribo, Estados Unidos arrastraba una racha de tres juegos con derrota teniendo a México como rival, dos de ellas bastante dolorosas pues significaron perder las finales de Copa Oro de 2009 y 2011 con goleadas de 5-0 y 2-4 respectivamente.

Sin embargo, el ex de la 'Manschaft' llegó para cambiarle el rostro a una selección que siempre ha vivido a la sombra del Tri y darle la personalidad suficiente para cambiar los papeles con el combinado azteca.

Con el empate de ayer en Arizona, cinco son los duelos que han disputado México y Estados Unidos; tres los técnicos nacionales que han intentado sin éxito propinarle el primer descalabro al seleccionador alemán que lleva racha de dos victorias y tres empates.

ROGERS EVITA EL DESCALABRO

El estadio Financial Field fue testigo del primer duelo entre estas selecciones dentro de la era Klinsmann, el juego terminaría empatado luego de que Oribe Peralta adelantara a los entonces dirigidos por José Manuel de la Torre y que Robbie Rogers rescatara la igualada (1-1) a 15 minutos del final de aquel amistoso.

EL AZTECAZO MÁS DOLOROSO

24 eran los duelos que el Estadio Azteca atestiguaba entre el Tri y Estados Unidos, de ellos los vecinos del norte habían conseguido únicamente 1 empate por 23 derrotas, aquel juego amistoso celebrado el 15 de agosto de 2012 le daría al equipo de las barras y las estrellas su primer triunfo en el coloso de Santa Úrsula. Una llegada registró la visita en todo el partido y ésta fue suficiente para que Michael Orozco, autor del único gol del encuentro, hiciera historia a favor del odiado rival.

EMPATE CON SABOR A TRAGEDIA

Ya dentro del Hexagonal final rumbo a Brasil 2014, Klinsmann y compañía se metían nuevamente a la cancha del Estadio Azteca, aquel duelo serviría como revancha al descalabro antes mencionado y para repuntar en una eliminatoria que si bien apenas comenzaba, ya auguraba el duro andar que al Tri le esperaba, 0-0 fue el marcador que enviaba al combinado nacional al penúltimo lugar de la eliminatoria y que alargaba el invicto del mundialista en Francia 98.

COLUMBUS, SIEMPRE COLUMBUS

Tierra maldita cada que la selección mexicana juega ahí; 3 juegos hasta entonces y el mismo marcador adverso (2-0) eran las cifras del combinado azteca en Columbus. La cita del 10 de septiembre de 2013 no sería más que una calca de los enfrentamientos ya mencionados.

México se jugaba prácticamente medio boleto a la justa mundialista, sumergido en la crisis de un futbol paupérrimo y con Luis Fernando Tena al frente del banquillo por la destitución del 'Chepo' de la Torre, Klinsmann y los suyos no hicieron más que aprovechar las ventajas que un disminuido Tri les ofreció.

TAMPOCO EL 'PIOJO' PUDO

Con ambas escuadras clasificadas al Mundial de Brasil 2014, y con realidades ciertamente diferentes, México ya dirigido por Miguel Herrera, rescató ayer un empate (2-2) que bien pudo haber terminado en goleada en contra o en voltereta espectacular. El Tri salió del Estadio de la Universidad de Phoenix con más dudas que certezas y Jürgen alargó a cinco su invicto frente a México.