Los mexicanos se fueron callados

Por segundo encuentro en fila, los seleccionados decidieron no decir nada en zona mixta a la prensa 

Carlos Vela, delantero mexicano
Carlos Vela, delantero mexicano (Mexsport)

Atlanta, Estados Unidos

Los jugadores de la selección mexicana de futbol hablaron muy poco en la cancha en el partido de semifinales ante Panamá y en la zona mixta se quedaron mudos, segundo partido consecutivo en el que se niegan a ofrecer declaraciones.

Tras derrotar a Costa Rica en cuartos de final el pasado domingo en Nueva Jersey, con un penal muy dudoso sobre Oribe Peralta, los jugadores guardaron silencio a su salida de los vestidores.

Y en esta duelo no fue la excepción, ya que con una pena máxima inexistente, lograron el empate ya muy cerca del final, y con otro, que sí era, lograron sacar la victoria en tiempo extra.

Temerosos, quizá de los cuestionamientos y con pocos argumentos para responder, los jugadores decidieron salir por la zona mixta sin ofrecer declaración alguna, de cara a lo que será la final de este certamen.

México y Jamaica se verán las caras el domingo en el Lincoln Financial Field de Filadelfia, en el partido de la final del torneo más importante a nivel de selecciones nacionales en la Concacaf.