Placide, el haitiano que dejó a México sin Juegos Olímpicos

Los años pasan y el destino se encargó de poner a un viejo conocido de la selección mexicana en su camino; Johnny Placide, arquero de Haití, compite en la presente edición de la Copa Oro

Johnny Placide, guardameta de Haití
Johnny Placide, guardameta de Haití (Mexsport)

Ciudad de México

Domingo, 16 de marzo del año 2008. México, en otra de sus cardiacas clasificaciones, se jugaba el boleto para los Juegos Olímpicos de Pekín que se celebrarían en ese mismo año; el rival en turno, la modesta selección de Haití.

Aquel Tri, dirigido por Hugo Sánchez Márquez, llegaba con varias figuras que, en ese entonces, eran el mejor capital con el que el seleccionador contaba: Guillermo Ochoa, Hugo Ayala, Pablo Barrera, César Villaluz, Enrique Esqueda o Santiago Fernández, eran solo algunos de ellos.

Por el conjunto centroamericano, llegaban jugadores con poco o nulo renombre, lo que a la postre los pondría como víctimas frente al combinado azteca.

Y así fue, en una 'verdad a medias', pues a pesar de que México apabulló 5-1 a su rival, dicho marcador no fue suficiente para rubricar el pase a la citada fiesta veraniega.

Gran parte de ese fracaso obedeció a las innumerables fallas del equipo mexicano, quien se cansó de errar cuanta posibilidad de gol se le presentó, pudiendo fácilmente acrecentar la goleada en un marcador de doble dígito.

Otra pieza clave para que el Tri no acertara más anotaciones fue el guardameta Johnny Placide, quien pese a los cinco goles permitidos, evitó al menos otros cinco tantos, dándose el lujo, incluso, de atajarle un penal a la entonces figura del Cruz Azul, César Villaluz.

Siete años después, aquel joven de veinte años, llega como figura de la selección haitiana que compite en la presente edición de la Copa Oro.

Con sus 27 años y su metro 81 de estatura, Placide, arquero del Stade de Reims de la primera división francesa, vuelve a codearse de cerca con el equipo nacional, y, aunque no comparten grupo, sí aparecen en el horizonte como hipotético rival en la segunda ronda del campeonato.

Sony Norde, James Marcelin y Judelin Aveska, también figuran en el equipo dirigido por el exfutbolista francés Marc Collat que hace siete años formaron parte del rotundo fracaso nacional.