“No se la voy a dejar fácil”: Lajud

Gibran Lajud sabe que uno de los refuerzos mayores para la selección Sub 23 puede ser un portero, pero dice, él peleará por concluir su proceso con la titularidad en Río de Janeiro 

Gibran Lajud
Gibran Lajud (Iván López )

CIUDAD DE MÉXICO

Es un portero con capacidad de mando, y de ahí que también sea atrevido, tanto dentro de la cancha como de palabras.

Gibran Lajud se nota seguro de sus condiciones, de lo que puede darle a la selección Sub 23, porque ha pasado por varios procesos de combinados menores desde la Sub 18, y por eso afirma con seguridad que tiene todo para rendir en unos Juegos Olímpicos.

No es fácil el momento que vive el actual portero de Xolos. Se dice que uno de los refuerzos mayores para este Tricolor será un arquero, y si lo llevan, seguramente es para jugar.

Cuando se toca el tema, Lajud pone un semblante mucho más serio, y habla sin titubear sobre su objetivo de ser el titular en Río de Janeiro, aun si llega algún elemento de renombre.

"Conocemos las reglas, sabemos que se pueden llevar a tres refuerzos mayores, soy consciente que tengo que trabajar día a día y ahora el doble, porque voy a competir, llegará un arquero con más experiencia, con más minutos en la Primera División, y eso me motiva para trabajar", dijo Lajud a La Afición.

Luego, agrega que "está claro que no se la voy a dejar fácil al cuerpo técnico para que tome esa decisión. Yo he estado en el ciclo olímpico y quiero terminarlo en Río como el portero titular”.

El llevar tres refuerzos mayores de 23 años a unos Juegos Olímpicos significa que tres elementos que han llevado el proceso quedarían fuera de la justa.

Ante esta posibilidad, Gibran reconoce que el entrenador Raúl Gutiérrez ha platicado con ellos sobre eso, y claro, si le dan resultados, se la jugaría con los que han llevado el proceso, según menciona.

“Por esa parte también el cuerpo técnico ha sido claro con nosotros y nos dijeron que si están contentos con los resultados que se han obtenido hasta el momento, ellos no van a dudar en llevar a todo el equipo Sub 23 que ha venido a lo largo del proceso, y eso nos motiva a seguir trabajando y a corresponder a esa confianza que se nos brinda”.

Por ahora, explica “el grupo está contento, motivado, sabemos que los Olímpicos son una oportunidad única en tu vida, y con esa idea vamos a ir, con esa actitud y con el objetivo claro de ir por la medalla de oro, que es por lo que nos hemos preparado a lo largo de este proceso, que son casi ya dos años”.

Y es que, Lajud no duda que esta generación destila cualidades para refrendar el oro que consiguió México en los Juegos Olímpicos de Londres 2012, algo que los tiene ilusionados.

“Ha sido un proceso de dos años que no ha sido nada fácil, que hemos cumplido objetivos parciales que nos hemos planteado, el conseguir el oro en Centroamericanos, no se pudo hacer en Panamericanos, pero se consiguió el pase a los Juegos Olímpicos siendo el mejor equipo del torneo, y claro que en nuestra mente está conseguir el oro como lo hizo la generación pasada”.

Se podría pensar que la presea olímpica representa una presión para estos futbolistas, pero Lajud señala que en el interior del Tricolor han platicado que más allá de eso, es un reto, una motivación del escribir una historia de tal magnitud.

“Como una motivación, hace cuatro años vi a mis compañeros ganar una medalla, y me lo propuse como un objetivo, ellos hicieron historia en Londres, y ahora tenemos que demostrar que vamos a hacer nuestra historia en Río y conseguir la medalla de oro.

“La actitud del mexicano sobresale en otros países, dentro de la cancha vamos a demostrar buen futbol, actitud, disciplina y con la gran mentalidad que nos caracteriza”.

De esta generación, destaca “la mentalidad es algo a recalcar, también el trabajo en equipo, la unión de grupo que se ha hecho dentro y fuera de la cancha. Si nos llevamos bien fuera de la cancha, si somos como una familia, eso se va a reflejar dentro de la cancha, si uno va a realizar una cobertura, el otro lo va a ver y lo va a ayudar, siempre nos motivamos entre nosotros y eso nos ha hecho fuerte como equipo”.

En la mencionada justa, México se medirá el 4 de agosto a Alemania (Salvador), el 7 a Fiji (Salvador) y el 10 a República de Corea (Brasilia). “Nos tocó un grupo complicado, sabemos que no va a ser fácil en la fase de grupos. Estamos pensando en Alemania que es el primer rival, estamos pensando en sacar un resultado positivo para seguir avanzando los partidos con mayor confianza”.