El premio a la espera

Fernando Escalante, mediocampista del Tri Sub 17, disfrutará como ningún otro la Copa Mundial de la especialidad, en Chile

Sereno y sonriente, Fernando Escalante se visualiza en Chile 2015
Sereno y sonriente, Fernando Escalante se visualiza en Chile 2015 (Iván López )

CIUDAD DE MÉXICO

Fernando Valdemar Escalante tiene un sueño, una ilusión que se ha alimentado a lo largo de los últimos meses: jugar la Copa del Mundo con la selección mexicana y levantar el título a nivel infantil. En menos de una semana, –este domingo–, conseguirá acercarse a la cristalización de dicha aspiración. Es futbolista profesional, se formó en las fuerzas básicas del Pachuca y aunque tiene 17 años (y ocho meses), intentará brindarse al máximo en la cancha, para ser pilar de la escuadra nacional.

“Me siento muy orgulloso de lo que se ha logrado hasta ahora. Este es el inicio del camino, eso representa la Copa, pero también, la recompensa a ese cúmulo de sacri­ficios que se hicieron en el pasado para ahora estar con la selección. Es un orgullo para mí, pero también para mi familia y por ellos, quiero hacer las cosas de la mejor manera”.

Físicamente es muy bajito (1.64 mts.), pero asegura que no hay limitantes que le impidan dar un paso ­ firme en su trayectoria; aunque es contención, también se incorpora al ataque como interior por izquierda. Al igual que la generación que se vistió de gloria en Perú 2005 y también la de México 2011, Fernando desea disputar la ­ final contra un rival digno y con un futbol vertical, ofensivo, siendo superior. La motivación es parte de la estrategia.

“Sabemos en el plantel que, por lo que pasó antes, México llega a los Mundiales Sub 17 como favorito, como un equipo de cuidado y del que se espera que haga algo, lo sabemos y eso intentaremos. Los ejemplos de que sí se puede ahí están. Queremos hacer lo que lograron jugadores que ahora son la realidad de nuestro futbol, como Carlos Vela o Giovani dos Santos”.

 Valdemar Escalante habla pausado, pero con tono fuerte, ­ firme; tiene una mirada que delata que el camino hacia el profesionalismo no ha sido sencillo, pero aún así, es un joven alegre, algo tímido; nada le impone lo suficiente como para no sincerarse y decir lo que piensa. Él, como gran parte del plantel, confía en que su capacidad se impondrá a los rivales de la fase de grupos de la justa intercontinental (sector C). “Hablando de selecciones mayores, Argentina, Australia y Alemania son equipos de mucho prestigio, campeones mundiales en innumerables ocasiones, pero a nivel Sub 17 somos nosotros los que tenemos la obligación de proponer los partidos y de salir a jugar de tú a tú para lograr los resultados favorables. No será sencillo”, dice sobre sus rivales inmediatos.

CONCENTRACIÓN AL MÁXIMO

Para lograr sus metas, ‘Fer’ ha tenido que sacri­ficar ciertas situaciones familiares, momentos con los que cualquier otro joven de su edad está acostumbrado a lidiar; en la soledad de una habitación, en la casa club de Pachuca, acompañado por técnicos y compañeros, este adolescente con ambiciones de adulto ha madurado. Como el correr de la pelota en el césped, quiere seguir avanzando hasta que su nombre sea conocido a máximos niveles.

“Vivo concentrado en los planes a futuro de mi carrera, vivo en la casa club, mis relaciones más cercanas son con chicos de mi edad, que igual que uno, buscan hacerse de un sitio en el primer equipo. Es difícil no ver a la familia y pasar así varios días a la semana, pero te acostumbras. La distancia también sirve como motivación, como aliciente”.

EL PERFIL

FERNANDO ESCALANTE QUEZADA

Posición: Mediocampista

Milita en: Pachuca

Twitter: @Escalante_Fer

Música favorita: Reggaeton

Ídolo: Hirving Lozano

Equipo ideal: Real Madrid