Grupo Salinas y Televisa aprobaron cese de Miguel Herrera

Decio de María reconoció que consultó a Ricardo Salinas Pliego y a Emilio Azcárraga para tomar la decisión de despedir al timonel de la selección nacional 

Decio de María
Decio de María (Santiago Chaparro )

CIUDAD DE MÉXICO

E l lunes por la mañana, Decio de María ya había despertado cuando recibió un mensaje, personal de la Federación Mexicana de Futbol le informaba con detalle lo que había ocurrido en el aeropuerto de Filadelia.

Decio, quien este sábado tomará posesión de manera oficial como nuevo presidente de la FMF, empezó a cabildear para determinar el rumbo del futuro inmediato que habría de seguir tras el incidente entre Miguel Herrera y Christian Martinoli.

En entrevista con La Afición, De María Serrano habla de cómo fueron las horas en las que se enteró de lo ocurrido en Filadelia y cómo llegó a la ejecución de su primera gran decisión al frente de la FMF y de las condiciones que buscará para el nuevo entrenador del Tri.

"Ya había despertado y recibí una notificación de gente de nosotros que estaba ahí, en ese momento el sentimiento es la suma de muchas cosas y en ese momento echas a andar muchos procesos que están para este tipo de situaciones, de ahí en adelante empiezan a correr esos procesos para perfeccionar la información y empezar a construir el momento y lo que significa". 

Apuntó que tras la evaluación de todas las circunstancias y las charlas que se tuvieron se llegó a la determinación de cesar a Miguel Herrera. “El domingo en la noche no pensábamos que íbamos a estar el lunes en la mañana así”. Y en ese proceso para tomar la decisión “consulté internamente con muchos dueños de equipos, y con gente a la que le tengo respeto y estima, y en ese proceso el club Atlas (de Ricardo Salinas Pliego) y América (de Emilio Azcárraga) estuvieron consultados”.

Pero De María no quiso profundizar en cuál fue la respuesta de estos personajes. “No voy a entrar a detalle, era claro el hecho, esta es una institución que tiene reglas, porque las tiene, y todos las tenemos claras y cuando se brinca uno la raya, hay consecuencias”.

A De María se le cuestionó en qué punto se perdió el rumbo, porque Miguel estaba contemplado para un ciclo de cuatro años, pero de un plumazo todo cambió.

"En las decisiones y en los proyectos de vida, públicos y privados, nunca se tiene que perder de vista el punto a dónde uno quiere llegar; cuando uno, aunque sea por un segundo, pierde esa referencia en el horizonte, pueden suceder cosas como las que sucedieron, a la familia del futbol hay que tenerla todos, no te diría pensando en lo mismo, porque sería nocivo, pero sí con reglas de intercambio de opiniones claras y sabiendo escuchar, podemos tener puntos de vista distintos, podemos utilizar y decir cosas, pero siempre en un marco de intercambio, los medios no son nuestro rival, son nuestro complemento".

Pero descartó que el Piojo Herrera sea el único que se lleva este estigma. "Nos lo llevamos todos, unos desde afuera y otros desde adentro".

Sobre la situación de Héctor González Iñárritu, De María recordó que "quien invita a Héctor a la FMF hace 11 años a trabajar juntos fui yo, hubo un tiempo que trabajamos juntos, después se fue a Tigres, regresó, es mi amigo, conozco cómo piensa. Sé quién es Héctor González Iñárritu".

Pero, ¿lo quisiera a su lado? "Yo no estoy para descartar a nadie, estamos en la construcción de un nuevo grupo de trabajo, como él y muchos otros de mis compañeros están en la mesa para poder encontrar la mejor forma, el mejor armado, para compartir ese objetivo que todos queremos".

Dijo que la designación del nuevo entrenador será "una decisión colegiada, no voy a dibujar un perfil, tiene que ser un grupo de hombres o hasta de mujeres que formen parte de ese cuerpo técnico, que entienda quiénes somos, cómo somos, qué queremos, para qué lo queremos y cómo lo queremos".

Un grupo que "nos lleve el proyecto, al objetivo que tenemos. Un ciclo normal, y después hacer un Mundial que nos ofrezca momentos sublimes a todos".