Corona y Chicharito, destinados a la banca

El arquero y el delantero no le llenaron el ojo al técnico nacional y de nueva cuenta verán el juego desde la banca. Chicharito no aprovechó el medio gol que le puso Fabián ante Camerún, será su sexto partido en un Mundial y sólo ha sido titular en uno.


El arquero y el delantero no le llenaron el ojo a Miguel Herrera.
El arquero y el delantero no le llenaron el ojo a Miguel Herrera. (Milenio)

Guadalajara

Sus 119 goles en su carrera y los 60 que ha marcado en cuatro años con el Manchester no le ajustan al Chicharito para ser titular con México en el Mundial.

Este martes la selección nacional se juega el pase a la siguiente fase ante Brasil y el Chícharo verá el partido desde una posición privilegiada, desde la banca a unos metros de la acción. El cambio de lujo.

La historia de Javier para su segunda justa mundialista ha sido de altos y bajos. Llegó a Sudáfrica 2010 como un joven que hacía goles en México tanto en torneos locales como en la Libertadores, pero en ese Mundial le ganó el puesto el Guille Franco, Cuauhtémoc Blanco y desde la banca esperó su turno.

El Chicharito entró de cambio ante Sudáfrica donde no tuvo muchas oportunidades, mientras que ante Francia a los 55 minutos fue habilitado y a los pocos minutos marcó el gol del triunfo, el que le abrió el camino a la selección a la segunda fase, después de ese duelo llegó el cotejo contra Uruguay donde México perdió pero tampoco fue titular el hombre del Manchester United.

El cuarto encuentro de esta justa mundialista el Chicharito fue inicialista ante Argentina y marcó el gol de la honra por México, que se fue eliminado después de este juego contra los sudamericanos.

Argentina ganó 3-1 y de los cuatro partidos en Sudáfrica sólo inició uno el tapatío, la titularidad se le negó por su juventud.

Pero a los cuatro años, y después de tener dos temporadas muy buenas con el United, el Chicharito no pudo sostener el ritmo y perdió el puesto titular con la selección mexicana.

En Brasil 2014 el jugador del conjunto de la Premier League vio el comienzo del Mundial desde la banca pues los titulares fueron Giovani dos Santos y Oribe Peralta, quien fue el que marcó el gol del triunfo y para el segundo duelo, tampoco le ajustó para colarse entre los indiscutibles, pues el Piojo Herrera se la jugó con los mismo once que sacaron el triunfo contra los africanos.

Por su parte, José de Jesús Corona llegó a su primer Mundial en Alemania 2006 y sabía que sería actor secundario pues el titular sería Oswaldo Sánchez y aceptó el reto de ser suplente.

Para el Sudáfrica 2010 por una bronca que protagonizó con Cruz Azul quedó marginado del Mundial y ahora que parecía sería su justa por sus actuaciones en la eliminatoria y por su participación en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 todo el entorno parecía que Chuy Corona sería indiscutible en Brasil, pero la situación cambió y el titular es Guillermo Ochoa Magaña.

Corona tiene 33 años y pasa su mejor momento pero no le alcanzó para ser titular y el futuro no se ve halagador para que llegue con opciones de llegar a Rusia en 2018, pero los futbolistas son los que pueden mantenerse como profesionales pese a su gran edad.