"Si no se gana Copa Oro, no sé qué pueda pasar": Rafa Márquez

Tras el fracaso en la Copa América, el capitán de la Selección Mexicana, Rafael Márquez, reconoció la exigencia que tiene el Tri de cara a la Copa Oro 

Guadalajara

Tras el fracaso en la Copa América, el capitán de la Selección Mexicana, Rafael Márquez, reconoció la exigencia que tiene el Tri de cara a la Copa Oro, donde tiene la obligación de ser campeón.

El zaguero del Hellas Verona desconoce qué futuro o decisiones se tomarán en torno al combinado nacional si no se logra el título del área.

"En todo momento hay la misma presión, en todos los equipos las hay, nosotros estamos obligados a ser los número uno en nuestra confederación, pero hay que ser realista que otros equipos se han desarrollado, están teniendo un buen nivel en el futbol, la exigencia es más dura.

"Nosotros seguimos teniendo un nivel importante para tener esa presión y responsabilidad de ganar la Copa Oro, de no ganarla no sé qué vaya a pasar, prefiero esperar, tengo confianza en el cuerpo técnico, tiene gran capacidad y grandes ideas, y sobre todo el grupo lo respeta", aseveró el zamorano durante un evento de su Fundación, la cual recibió un donativo de 10 mil dólares de parte de Kelloggs.

Márquez Álvarez minimizó el momento polémico que experimenta el técnico nacional Miguel Herrera, quien es blanco de críticas luego de la penosa participación del Tri en tierras chilenas.

"Cuando los buenos resultados llegan, las cosas van bien, y cuando no están, se vienen las críticas. Él (Miguel Herrera) acepta como tal las críticas, todos conocemos su carácter y no me preocuparía tanto por la situación que está pasando porque seguramente vendrán tiempos mejores y volverá todo a la calma".

Todavía le entra

A sus 36 años, el oriundo de Zamora, Michoacán se dice aún ilusionado de vestir la camiseta de México, aunque descartó que esté entre sus objetivos el igualar el récord de Antonio La Tota Carbajal,  participando en cinco copas del mundo seguidas.

"Lo he pensado demasiado. Después del Mundial de Sudáfrica dije que eran mis últimos partidos en Selección, sin embargo mi vida y mi cuerpo me han demostrado lo contrario. Estoy pasando por un nivel de competencia que aún me permite estar en Selección. Quiero ser muy sincero conmigo mismo y con el entrenador de la Selección Mexicana, hablarles de frente y decirles si sirvo para estar o no, y ellos tomarán la decisión.

"Hoy en día lo dejo así, veremos qué pasa el día de mañana, veremos cómo regreso a mi equipo, en qué nivel me encuentro. Soy consciente que viene gente atrás empujando buscando un puesto, yo encantado de la vida dejarles ese espacio, pero la profesión del futbolista es tan corta como para desaprovechar cada instante y cada momento".