Comida para los ‘paisanos’

Inmejorable ambiente antes del duelo entre México y Jamaica en el Rose Bowl

Enviada, Pasadena, California

Un partido de selección mexicana en Estados Unidos siempre es pretexto de fiesta, afuera del estadio donde se presenten. La carne asada no puede faltar, la cerveza y la música de banda.

Cada familia o grupo de amigos ponen una manta, una mesa, es decir, apartan un lugar especial para la verbena. Entonces sacan en parrilla, y por ejemplo, los integrantes de la familia Castillo, no solo ponen la carne a disposición, sino también agua, cerveza, refrescos y hasta ceviche.

"No cobramos, regalamos lo que traemos a los paisanos. Nos ponemos desde muy temprano, y compramos mucha comida para convivir", dice la esposa Lucia.

Enseguida, sus dos hijos de ocho y diez años corren a darle una botella de agua a Gerardo Chapa, que viajo desde Monterrey para apoyar a la selección mexicana, y quien quiso darles una propina por la invitación de los tacos, pero la familia no acepta.

Hoy, afuera del Rose Bowl hubo música de banda, invitada por algunas marcas que siempre aprovechan el momento para publicitarse. El ambiente antes del partido fue excelente, y los aficionados esperan que después del duelo contra Jamaica también lo sea.