En el Tri, hay que controlar la ansiedad

La psicóloga Claudia Rivas señala que dentro de la selección se ha hecho un buen trabajo mental, y que más que evitar riesgos en los últimos amistosos, los jugadores deben estar más concentrados

CIUDAD DE MÉXICO

Las imágenes de los rostros desencajados de los jugadores de la selección mexicana se produjeron una tras de otra con la lesión de Luis Montes, los gritos del Chapo recorrieron a cada uno de sus compañeros, fueron momentos de tensión. México ganaba el partido, pero en lo emocional sufría un golpe serio, porque el compañero, el amigo, se bajaba del sueño mundialista.

El shock fue total en toda la delegación, pero de inmediato se pusieron manos a la obra para lograr que el grupo no se desestabilizara más allá. Claudia Rivas, experta en psicología deportiva, analiza el impacto emocional que pudo tener el Tri y considera que en los últimos juegos amistosos de la selección (Bosnia esta noche y Portugal el viernes), lo que se debe trabajar en el aspecto mental es el control de la ansiedad.

Rivas señaló que en el resto de jugadores, el impacto de la lesión de Montes “es muy fuerte, la primera reacción es de estupor, la segunda de miedo, rápidamente el pensamiento es ‘que no me pase a mí’, se trata del dolor de otro ser humano y eso genera emociones empáticas en el sentido de ‘pude ser yo’, ‘pobre’, el mismo sonido a nivel sensorial es muy fuerte”.

Pero la psicóloga matiza que “cómo se va a vivir después de eso depende cada quien. El primer manejo que hace Miguel Herrera es muy bueno, de inmediato en la conferencia de prensa le da su lugar a la lesión, le da su lugar al jugador y reenfoca a su equipo, y ahora va a depender de lo que veamos en el siguiente partido, porque hay veces y es donde la gente se equivoca, que el no tenerlo consciente no quiere decir que no esté, muchos pueden decir ‘no, yo estos tranquilo’ ya  lo mejor es a quien más le está afectando a nivel inconsciente y en todo lo que genera el miedo”.

Y de cara al partido de esta noche contra Bosnia y en las sensaciones mentales que pueden tener los jugadores después de lo ocurrido al Chapo Montes y con el Mundial a la vuelta de la esquina “aquí es muy importante que ellos se enfoquen en que el objetivo es un ajuste táctico, que se prueben los compañeros y que se baje la ansiedad, se sabe que es un deporte de contacto, pero en la ansiedad de querer meter la pierna, de querer hacer de más —la jugada donde se lesiona Montes se da en un lugar de la cancha donde quizá no ameritaba entrar de esa manera—, es muy importante en cómo se enfoque lo que se quiere de ese partido, más allá del ‘tenemos que salir a ganar’ o ‘hay que partirnos el alma’; literal, creo que ahorita no hay que salir a partirse la pierna, hay que salir a entenderse y conjuntarse, pero depende de la madurez y de los focos de atención que dé Miguel Herrera y también de los compañeros y de lo que se maneje entre ellos, aquí son muy importantes los hombres de experiencia para conjuntarse”.

Añadió que debe haber claridad de que “el espíritu competitivo y el meter duro la pierna será en el Mundial. Lo que hay que entrenar ahorita es cuidarse, salir todos enteros y bien. Creo que Miguel lo ha hecho bien, Rafa estuvo con él (Montes) para revisarse, pero lo acompaño. Hay que centrarse en cuáles son los objetivos de estos partidos, son de preparación, no es la Copa del Mundo, hay que regular el ímpetu de ganar; es importante que se entienda bien, nadie renuncia a ganar, todos queremos ganar; sin embargo, es la circunstancia de vamos a ganar cuidándonos”.