La Sub-17, solo un oasis

A pesar de contar con dos generaciones campeonas del mundo en la categoría Sub-17, pocos jugadores lograron llegar a un Mundial con la selección mayor

Solo cuatro jugadores campeones Sub-17 han llegado a un Mundial mayor
Solo cuatro jugadores campeones Sub-17 han llegado a un Mundial mayor (Mexsport)

Ciudad de México

Cada que México logra un campeonato del Mundo en la categoría Sub-17, se reavivan las esperanzas e ilusiones por que estas camadas de jóvenes promesas logren un proceso evolutivo exitoso, que les permita reforzar a la selección mayor en una Copa del Mundo.

Sin embargo, únicamente cuatro, de 41 futbolistas campeones en dos etapas distintas, han podido alcanzar este objetivo; Carlos Vela, Giovani dos Santos, Héctor Moreno y Efraín Juárez, todos ellos monarcas en Perú 2005, han representado a la nación en la máxima justa internacional, cuando Javier Aguirre los convocó para el Mundial de Sudáfrica 2010. Moreno y Giovani dos Santos, los únicos con dos Mundiales en su historial.

De aquella generación campeona hace 10 años, hubo otros jugadores que, al igual que los cuatro antes mencionados, lograron calzar la playera del Tri mayor en varios torneos oficiales, aunque nunca cumplieron el sueño de asistir a una Copa del Mundo.

Nombres como los de: César Villaluz, Patricio Araujo, Omar Esparza, Ever Guzmán o Enrique Esqueda, fueron claves en la obtención de aquella corona, pero después, les costó afianzarse en una selección absoluta y han dedicado gran parte de sus carreras a peregrinar en varios equipos de la Liga y Ascenso MX.

Por otra parte aparece Adrián Aldrete, cuyas buenas actuaciones estuvieron a punto de llevarlo a Sudáfrica, pero fue dado de baja en el último corte realizado a la lista de Javier Aguirre.

2018, LA PRUEBA PARA LOS ÚLTIMOS CAMPEONES

De la generación campeona del Mundial Sub-17, en 2011, también se esperan grandes cosas de sus protagonistas, quienes conquistaron a México por su inmaculada corona conseguida en el Estadio Azteca.

Sin embargo, la poca actividad en sus respectivos clubes no les alcanzó para ser contemplados en el pasado campeonato de Brasil 2014, una fiesta que aconteció demasiado rápido para ellos.

Jóvenes que, en su mayoría tienen apenas 21 años, cobijan sus esperanzas en la próxima justa de Rusia 2018, para la cual deberán redoblar esfuerzos, pues incluso hay elementos como el joven José Tostado o Felipe Sifuentes, que ni siquiera han debutado en Primera División.