Bueno, ganar por dos goles

Miguel Herrera, entrenador del Tri, promete una victoria en el Azteca, pero no un marcador abultado.

Miguel Herrera da instrucciones a sus jugadores, previo al duelo de este día.
Miguel Herrera da instrucciones a sus jugadores, previo al duelo de este día. (Santiago Chaparro)

Ciudad de México

Miguel Herrera no repara en su optimismo. El entrenador de la selección mexicana inyecta su buen ánimo, su seguridad, porque enfrente tiene un duelo crucial para el futbol mexicano, y por ello no reparó en asegurar una victoria este día. Pero no todo tiene el mismo tinte avasallador para el Piojo, pues cuando se habla de goleada, prefiere ser cauto.

“En las goleadas tiene que ser abismal la diferencia entre un equipo y otro; hoy en día no hay tanta, a veces son accidentes, nosotros estamos seguros de que va a ser un partido disputado, pero aseguro que vamos a ganar.

Lo que sí mencionó fue el marcador con el que se irían tranquilos al duelo de vuelta. Para él “dos goles serían muy buenos, pero ya una muy buena ventaja serían tres goles”.

Miguel se mostró muy seguro que el Tri va a ganar en el Azteca y, sobre todo, que estará en el Mundial de Brasil el próximo año.

“Estoy seguro de que vamos a ganar, ojalá que mañana (hoy) podamos finiquitar la serie. Estamos pensado llevarnos un buen marcador para lograrlo, pero no podemos asegurarlo”, indicó el timonel.

Además, tiene claro el lugar que ocupa en este momento su equipo en la Concacaf (Confederación Norte, Centroamericana y del Caribe). El mote de Gigante ha quedado guardado para mejor ocasión, pues el mismo entrenador de la selección mexicana dejó claro que no puede llamarse gigante a México cuando se encuentra peleando un boleto al Mundial en el repechaje.

“Mientras no lo demostremos en la cancha, no podemos hablar de Gigantes del área, menos estando en el repechaje”, explicó Herrera, al ser cuestionado sobre esa etiqueta que ya desde hace varios años parece ha perdido el Tricolor.

Al entrenador también se le cuestionó sobre el ambiente hostil que podrían sentir lo jugadores de Nueva Zelanda, a lo que contestó con su peculiar tono: “somos un país a toda madre; a nadie le damos serenata, que vean a El Salvador, ahí sí. No somos un país hostil”.

Respecto al sentimiento que tiene por este par de duelos, y la Final que disputó el torneo pasado con el América (contra Cruz Azul), el entrenador detalló que ambos episodios son diferentes, ya que tiene claro que con la selección hay una responsabilidad más fuerte.

Por otro lado, manifestó que su equipo intentará hacer un buen papel a la ofensiva, con el sello que caracteriza a sus equipos, pese a la resistencia que pondrá el rival.

“Eso vamos a buscar, pero el rival cuenta, no podemos meter goles en cada llegada. Tenemos que trabajar mucho, no desesperarnos; buscar los espacios, un disparo a media distancia para que se abra la posibilidad, pero de se verá un equipo vertical, de eso estoy seguro”.

CON ORIBE Y JIMÉNEZ

Será Raúl Jiménez quien alinee junto con Oribe Peralta en la delantera de la selección mexicana este miércoles en el duelo ante Nueva Zelanda, válido por la ida del repechaje rumbo a Brasil 2014. Aunque se creía que Aldo de Nigris aparecería en el once titular de Miguel Herrera, el entrenador se inclinó por el juvenil, ya que le aporta en jugadas a nivel de pasto.

“Voy a poner a Raúl por lo de la movilidad que nos da aquí; lo que necesitamos es eso, que el factor de la altura pegue en ellos. Tenemos delanteros que harán correr a la defensa contraria. Aquí podremos abrirlo (a Nueva Zelanda)”.

Además, el Piojo dio la alineación fiel a su costumbre: Moisés Muñoz; Paul Aguilar como carrilero por derecha. Juan Carlos Valenzuela, Rafael Márquez y Francisco Javier Rodríguez como centrales, mientras Miguel Layún ocupará el carril izquierdo; Juan Carlos Medina como contención, Carlos Peña y Luis Montes como volantes. Raúl Jiménez y Oribe Peralta harán pareja en el ataque.

El Piojo aclaró que el portero titular será Muñoz y no José de Jesús Corona ni Alfredo Talavera.

“Me decidí por Moisés porque maneja muy bien el sistema, llevamos jugando dos años con él (en América); es de los mejores porteros que salen por arriba. Por supuesto, este es el mejor manejo de sistema que tiene Moisés”, abundó Herrera, quien se prepara para el ataque aéreo del rival, sobre todo en jugadas a balón parado.  

EL PIOJO, HASTA 2018

Algunos periodistas de Nueva Zelanda se asombraron por las determinaciones de cambiar entrenadores en el proceso rumbo al Mundial de Brasil. Por eso, aprovecharon la conferencia de prensa con Miguel Herrera para preguntarle si, en caso de no ganar o empatar el partido de este día en el Estadio Azteca, esperaría que lo quitaran, el Piojo fue diplomático.

“No pensamos en un empate ni en un 1-0, estamos pensando en llevar un resultado más amplio. Y tienes toda la razón, pero te puedo asegurar que si el 2 de diciembre deciden que yo sea el técnico de la selección, me vas a ver aquí hasta 2018, de eso no me queda duda”, comentó.