Convencido de ser el líder

Andrés Guardado no se achica y no le pesa el gafete de capitán en la selección mexicana; quiere ganar con el Tri el título de la próxima Copa Oro y así acabar con todas las dudas


Andrés Guardado, seleccionado nacional
Andrés Guardado, seleccionado nacional (Mexsport)

CIUDAD DE MÉXICO

Y a no tiene la larga cabellera que portaba orgulloso cuando partió al futbol de Europa (en 2007), siendo todavía un adolescente, para desembarcar con el modesto Deportivo La Coruña, de España. Ahora, su rostro refleja el paso de los años, pero en su mirada conserva la ilusión con la que inició su trayectoria en el Atlas que comandaba Daniel Travieso Guzmán (2005).

A sus 28 años, Andrés Guardado no se achica ante el reto de ser uno de los máximos responsables para consumar un destacado desempeño en la próxima Copa Oro, que se traduzca en el título del torneo para México: "Siempre he sido de carácter fuerte, me gusta el papel del líder y más con el equipo de mi país", dijo el pasado viernes el capitán del Tri en zona mixta.

"La intención es conseguir el título de la Copa Oro el próximo mes. Tenemos las mismas posibilidades que todos los equipos que irán al certamen. En mi pensamiento está darle esta alegría a la afición mexicana; en la selección hay capacidad para lograrlo. Se necesita comunión y la coincidencia de varios factores, pero queremos lograrlo".

"En mi club he tenido muchísimo respaldo. Llego a la selección en un estado físico que me va a servir”

Concentrado en la pretemporada que la plantilla estelar del combinado nacional, Andrés se dio tiempo para repartir declaraciones al mayoreo y entrevistas a todos quienes así se lo solicitaron; de su cuello pendía un crucifijo, era de plata. Ha sido su acompañante, además de su esposa y su recién nacido, Máximo, en su aventura actual por el futbol de Holanda, donde se consagró campeón con el PSV Eindhoven.

"Puede ser que ahora me encuentre en el mejor momento de mi carrera, eso pienso también. Ojalá que haya más momentos así para mí. En mi club he tenido muchísimo respaldo. Llego a la selección en un estado físico y futbolístico que estoy seguro me va a servir para desarrollar mi máximo potencial en la Copa. Me siento muy preparado, listo", dijo.

Y es que, luego del fracaso que representó la eliminación rápida de México en la Copa América, todavía en disputa, la presión llega de lleno al conjunto que dirigirá el polémico Miguel Herrera en Estados Unidos.

Los reflectores los señalan, aunque Andrés sabe gestionar perfectamente este tipo de vicisitudes: "Tenemos mucho tiempo en la selección, aquí siempre hay presión; siempre hay necesidad por ganar lo que juguemos". MÁS ACLIMATADO A diferencia de sus antiguas escuadras, sobre todo las últimas dos (Valencia y Bayer Leverkusen), donde la fortuna y la continuidad no le acompañaron, en la tierra de Luis I Bonaparte, el destino le tenía resguardada una recompensa: "Desde el primer día en Holanda me sentí preparado para triunfar; el Mundial fue primordial para conseguir ese nivel de confianza".

"Siempre he sido de un carácter muy fuerte, me gusta el rol de líder y más con el equipo de mi país”

Agradecido, Guardado espera que los resultados positivos se mantengan en su presente, incluida su participación con el Tri: "Después de todo lo que me tocó vivir este año con el PSV, entre el título y las muestras de cariño de nuestra afición (incluso se bautizó una cerveza con su nombre), puedo decir que me siento como en casa. Soy uno más, pero trato de demostrar que puedo partirme el alma por esos colores; hago lo mismo cada vez que me toca venir a la selección nacional".  

SU MOTIVACIÓN

Miguel Layún coincide con su capitán y augura el éxito en la siguiente Copa Oro que disputará el combinado tricolor. El lateral que milita en el Watford de la Liga Premier de Inglaterra, expresó que su única preocupación actual es conseguir el título del torneo que organiza la Concacaf, sin importar las etiquetas que afición y prensa les coloquen de por medio.

"A mí no me interesa que nos digan que somos o no somos el gigante de la zona, yo lo que quiero es salir campeón con mi selección en la Copa Oro. Si llegamos con la etiqueta de favoritos o no, es lo de menos. Hay que demostrarlo. Vamos a ir a competir para conseguir el campeonato. Esa es mi motivación, el principal anhelo en este momento".

A consideración de Layún, México llegará a la justa de la zona fortalecido por sus individualidades, como la incorporación de Carlos Vela, Giovani dos Santos o Javier Hernández, así como por su nivel colectivo. El defensor dijo sentirse tranquilo y espera que los resultados vengan acompañados por un desempeño colectivo destacado, que les permita aspirar a las máximas instancias.

"Cada quien buscará poner a su selección en una posición privilegiada, en lo más alto; nosotros debemos ponernos metas altas, porque no solo con eso vamos a ganar, sino porque tenemos calidad suficiente para lograrlo. Debemos demostrar nuestra valía y estar tranquilos en la cancha, donde realmente se verá la preparación de cada equipo", estableció.