Andrés Guardado, el 'Príncipe de Cristal'

El jugador del PSV sumó un agravio más a su carrera; desde su llegada al Viejo continente no sólo se ha destacado por su nivel sino por las lesiones

Andrés Guardado, vistiendo la playera del PSV, festejando una de sus anotaciones
Andrés Guardado, vistiendo la playera del PSV, festejando una de sus anotaciones (EFE)

Ciudad de México

La carrera de Andrés Guardado se ha caracterizado por las múltiples lesiones que ha padecido, el actual jugador del PSV volvió a ser noticia después de que la semana pasada sufriera una dura entrada ante el Manchester United, en la Liga de Campeones.

Guardado llegó al Viejo Continente en 2007, después de haber mostrado su mejor nivel en la Copa América de ese año.

A seis meses de haber fichado por la Coruña, el 'Principito' tuvo una rotura fibrilar en el bíceps femoral de la pierna derecha ante el Real Betis, dejándolo seis semanas. Un año después frente al Barcelona se lesionó del gemelo de la pierna izquierda.

El 2010 lo inició de nuevo con una lesión, el jugador del Osasuna Javad Nekounam le provocó una rotura de fibras en la unión miotendinosa distal del gemelo interno, dejándolo fuera un mes de toda actividad.

Tras recuperarse, en abril del mismo año frente al Almería salió lesionado de una elongación del aductor medio de la pierna derecha, situación que le llevó a despedirse del resto de la temporada.

En su última temporada con el Depor, el oriundo de Guadalajara sufrió una lesión muscular grado uno en el vasto externo del muslo derecho.

Tras el descenso del Deportivo, Guardado se integró a las filas del Valencia. En su estancia con los 'Blanquinegros' una parameniscitis externa en la rodilla derecha y un esguince en el tobillo derecho tras un duro choque con un defensor en un amistoso frente al Milan lo volvió a dejar fuera de toda actividad durante un mes, lo que le apartó de la fase eliminatoria de la Selección Nacional.

Ya con el Bayer Leverkusen tuvo muy poca actividad debido a las lesiones que sufrió en la ingle, dejándolo fuera de la primera convocatoria del técnico Sascha Lewandowski.

En este 2015, se resintió de la ingle ante el FC Utrecht, alejándolo dos semanas de las canchas.

La semana pasada en el duelo de la jornada 1 de la Liga de Campeones frente al Manchester United, el '18' sufrió un duro golpe en el tobillo izquierdo, dejándolo fuera de cuatro a seis semanas, por lo que se perderá el duelo por el boleto a la Copa Confederaciones 2017 ante Estados Unidos.