El año de Andrés

El mediocampista mexicano concluyó en la pasada Copa Oro una temporada redonda; campeón con su club y el jugador más importante del seleccionado nacional, sus méritos

Andrés Guardado anotó para México
Andrés Guardado anotó para México

CIUDAD DE MÉXICO

Pocas oportunidades son las que recibió Andrés Guardado en su llegada a Alemania, durante su estancia con el Leverkusen solo participó en siete cotejos: cuatro de liga, dos de Champions y uno de Copa, la poca continuidad consecuencia en parte por las lesiones que lo aquejaban, auguraban su ausencia en el Mundial.

Sin embargo, Miguel Herrera sorprendió y el 'Principito' tuvo lugar en la lista final de23 jugadores que viajaron a Brasil, "a pesar de que no tuve los minutos que deseaba en Alemania, aunque fue más por lesión que por dejar de hacer las cosas, tenía mucha confianza en que podía ir", expresó al enterarse de su convocatoria.

El jugador respondió al llamado y tuvo una buena competencia, participó como titular en los 4 compromisos del Tri e, incluso, anotó un gol frente a Croacia. Andrés parecía retomar el nivel que catapultó a Europa, el jugador veloz de zurda educada estaba de vuelta, más allá de la confianza recuperada, Guardado logró establecerse en el radar europeo de nueva cuenta.

Holanda y 'cambio de aires'

Cuando parecía que la carrera de Andrés en el viejo continente estaba por expirar, una buena participación en el Mundial despertó el interés del PSV Eindhoven, equipo al que llegó en un principio en calidad de préstamo, y en el que gracias actuaciones, logró un contrato por tres años más.

El mexicano cayó con el pie derecho en la Eredivisie y fácilmente se ganó un lugar en el 11 titular; como el mismo Marcel Brands, técnico del equipo, lo asegura: "fue un pilar en el equipo que logró el campeonato". En el año participó en 35 partidos, 28 de ellos en la liga y 27 como titular. Además fue nombrado el MVP, gracias al 6.85 de calificación a su desempeño.

Fuera del plano futbolístico, Andrés también vio realizada una de sus mayores metas en la vida durante su estancia en Holanda, el nacimiento de su hijo Máximo, como él mismo lo señala, cerró un año espectacular: "Un año completo en todos los sentidos. En el aspecto personal y profesional la verdad que no puedo pedir más. Ha sido un año espectacular. Lo bueno del futbol es que siempre hay nuevos retos y espero que el siguiente año pueda igualar lo que se hizo este año en nivel profesional y en mi vida personal no puedo pedir más".

El 'Principito' recibió en el último año el reconocimiento de la liga, de sus compañeros, de su técnico y lo más importante, de la afición. La hinchada Tulipán formó un mosaico previo al encuentro de la jornada 27 en el que pedía al mexicano permaneciera en el club, aunado a eso, Guardado no ha parado de recibir detalles; el último, la visita de la mascota y aficionados del equipo a su casa, en la que le llevaron obsequios a su hijo recién nacido.

Para la próxima temporada, el reto para el mexicano será mayor ya que además de defender el título en la liga holandesa, el PSV verá competencia en la Champions League.

Asume la responsabilidad

Luego de un año redondo en su club, Andrés Guardado regresó a selección nacional para disputar la Copa Oro. Sin embargo, el rol que tomó en esta ocasión requería una muestra de la madurez que había desarrollado en el último año. eL jugador no falló a la confianza y dentro del terreno de juego asumió la responsabilidad que llevaba portar el gafete de capitán.

Guardado fue en todo momento el jugador más lúcido del combinado nacional ante la pobre muestra futbolística que tuvo México y marcó goles clave, más allá de la polémica en la marcación de los penales.

Su participación le valió un galardón más en el año, Andrés fue nombrado el mejor jugador del torneo, al recibir el trofeo del balón de oro.