Santos sufre, pero no se dará por vencido

El capitán de Santos Laguna, Carlos Izquierdoz, aseguró que a pesar del golpe anímico, el equipo está comprometido a "matarse en la cancha" buscando revertir el marcador adverso.


Carlos Izquierdoz, Capitán de Santos Laguna, aseguró que el equipo está comprometido en ganar.
Carlos Izquierdoz, Capitán de Santos Laguna, aseguró que el equipo está comprometido en ganar. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

El capitán de Santos Laguna, Carlos Izquierdoz, muestra las huellas de la batalla, el dolor anímico que le ha dejado la derrota ante Toluca en la Ida de Cuartos de Final, de la cual es muy difícil levantarse, aunque no pierde la esperanza de que ocurra el milagro.

Es un frío panorama, envuelto de pesimismo por fuera, mientras que en el seno del equipo la lucha es por mantener el ánimo tan alto como sea posible, que el 1-4 que intentarán remontar no se convierta en una losa.

Ayer, Santos Laguna regresó al trabajo a partir de las 11:00 horas en el TSM. Caras largas, pero el deseo de mantenerse con vida.

El capitán aseguró: "Duele el corazón por no poder haber hecho un buen partido". Son palabras llenas de tristeza que no se oculta, como tampoco las ganas de revancha.

Su tono de voz parece un lamento, aturdido por lo ocurrido la noche anterior, en la que fueron borrados por un Toluca inspirado.

"Tenemos que salir a jugar sin miedo, atacar, ser ofensivos. La clave será la contundencia, si lo logramos en los primeros minutos y con orden lo podremos ganar".

"Estamos con bronca, con esa sensación que nos tocó hacer nuestro peor partido en este comienzo de liguilla, fue un partido muy raro, al principio muy impreciso, hizo que el rival creciera un poquito y nos tocó vivir en un juego de esta magnitud, logramos el empate y de inmediato anotan. El equipo quiso reaccionar, pero fueron más los errores nuestros", expresó.

Las intenciones eran otras, la realidad es diferente. "Debíamos tener ventaja, pero esto se hizo aún más difícil, recibimos autocríticas, análisis y con toda la fe del mundo, nos vamos entregar como lo hemos hecho en todo este torneo, la verdad, en cuanto actitud nos hemos matado en cada partido, hay historias en donde se ha revertido y nosotros vamos por eso".

Sabe que están contra las cuerdas, ante un rival que en su casa puede ser aún más letal:

"Sabemos que es difícil, son un equipo con gente experimentada, pero nosotros tenemos el hambre, queremos dejar atrás este mal trago, no era ni cerca de lo que imaginábamos, pero la actitud la tenemos y trataremos de revertir esto".

Izquierdoz no quiere dejar duda de que "saldremos a matarnos desde el minuto cero o pitazo inicial, iremos inteligentemente, porque sabemos que cualquier descuido nos la pondrá más difícil".

"Tenemos que salir a jugar sin miedo, atacar, ser ofensivos. La clave será la contundencia, si lo logramos en los primeros minutos y con orden lo podremos ganar".

"Confiamos a muerte en los jugadores, cuerpo técnico y toda la gente que nos rodea, su apoyo será fundamental".

El capitán habló por sus compañeros, dijo que todos quieren mostrar una imagen distinta a la que tuvieron en la Ida.

"Es el final de temporada, no hay excusas, no debe haber nada. La gente tiene que saber que nos vamos a matar en esa cancha, es nuestro trabajo, tenemos el hambre y la actitud de demostrar lo contrario".

JFR