Cinco partidos en que se juegan el prestigio y orgullo

El defensa lateral, Javier Abella así lo definió antes de partir a Querétaro para el compromiso de la Jornada 14. Con el triunfo sobre Necaxa la idea que tiene es refrendar en la visita a Gallos.



Ahora que pudieron por fin ganar en casa, la tranquilidad prevalece dice Abella.
Ahora que pudieron por fin ganar en casa, la tranquilidad prevalece dice Abella. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

En los cinco partidos que restan a Santos Laguna por encarar está en juego el prestigio y orgullo del equipo, afirmó el defensa lateral, Javier Abella antes de partir a Querétaro para el compromiso de la Jornada 14.

El triunfo sobre Necaxa la idea que tiene es refrendar en la visita a Gallos.

"Nos enfocamos en vivir cada partido, si hacemos presupuesto de puntos o victorias sería perder un poco el rumbo y visión, vemos cada partido, ahora estamos enfocados en Querétaro y en sacar los tres puntos", dijo.

"Nosotros estamos viendo estos partidos como cinco finales, en donde nos jugamos muchas cosas, entre eso el prestigio, el orgullo de levantar la situación, cambiar esto que estamos viviendo, queda en nosotros hay que demostrarlo partido a partido, haciéndonos saber todo eso y pesando en el marcador", expuso.

Ahora que pudieron por fin ganar en casa, la tranquilidad prevalece dice Abella.

"Creo que teníamos esa frustración de estar jugando bien y estar generando varias oportunidades para poder conseguir el gol y no se nos daba, ahora que fuimos contundentes, claro que el equipo está muy contento, feliz porque el trabajo que se hizo se ha reflejado, ahora a seguir por esa línea y conseguir triunfos", subrayó.

Lo importante, dice, es que ahora tienen la confianza de encarar con mayor optimismo el siguiente compromiso, aunque en principio señaló que no es presión la que habían sentido, sino que el hacer bien las cosa y que no se les daban los resultados, eso generaba frustración.

"Me parece que tenemos muy buen equipo, que veníamos haciendo buenos partidos y al final no lográbamos concretar, ahora esa presión, como le llaman, bajó un poco".

Con respecto a las críticas que recibió el equipo por la mala racha, dijo que la afición está en todo su derecho, más que nada por los resultados negativos.

"Ellos pagan y vienen a ver un gran espectáculo, sobre todo que su equipo gane, quieren resultados, victorias, que su equipo esté en los primeros lugares; no estamos ahí y están en su derecho, más porque Santos está siempre peleando en los primeros lugares, teníamos racha de llegar a liguilla, llegar al menos a cuartos de final".

En lo particular, Javier agradeció la oportunidad de explicar lo ocurrido en el partido del domingo frente al Atlas, cuando se dirigió hacia un aficionado que lo criticó.

"Agradezco la oportunidad de explicar eso. En ningún momento le falté al respeto o fui grosero con el aficionado, sólo le pedí que ahora es cuando más necesitamos el apoyo, que sirve más una palabra de aliento que un reproche. Quizá fue error mío enfrentar a un aficionado, pero en ningún momento fui grosero o le falte al respeto, si alguien se sintió ofendido le pido una disculpa, no volverá a pasar".

Por ahora se concentra sólo en Querétaro y no en cuántos puntos quieren conseguir en el cierre del torneo.



dcr