Respira el vestidor de los albiverdes

El técnico Robert Dante Siboldi señaló que era lo que les faltaba, veía al equipo bien, no habían podido manejar los últimos minutos, ahora fueron inteligentes y tuvieron muy buena lectura.

"Este era un partido por el orgullo y el resultado llega en un momento justo”, dijo Robert Dante Siboldi.
"Este era un partido por el orgullo y el resultado llega en un momento justo”, dijo Robert Dante Siboldi. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El triunfo sobre Necaxa ha liberado mucha presión que había en el vestidor de Santos Laguna. El técnico Robert Dante Siboldi respiró tranquilo y en conferencia de prensa dijo que la victoria llegó en el momento justo.

"Lo que se preparó resultó y la estrategia, sabíamos que nos podían hacer mucho daño por las bandas, tratamos de corregir y se compaginó", dijo Siboldi.

"Vamos a tratar de recuperarnos lo más rápido posible para el sábado que nos toca de visita ante un rival duró que la viene pasando mal. Este era un partido por el orgullo y el resultado llega en un momento justo", expresó.

"Creo que pudimos merecer alguno más, pero el hecho es que hicimos tres goles, pero hay que trabajar porque recibimos dos. Es bueno, en otros partidos habíamos generado oportunidades para abrir el marcador, ahora se nos dio y debemos insistir en eso, trabajar en la parte defensiva para no recibir", añadió.

Indicó que este fue un partido muy disputado, trabado, "sabíamos de la capacidad y potencial del Necaxa, el estado de gracia lo generamos porque supimos concretar, pero el planteamiento resultó, lo que se preparó resultó y la estrategia, sabíamos que nos podían hacer mucho daño por las bandas, tratamos de corregir y se compaginó para sacar ese resultado que estábamos buscando".

El estratega señaló que era lo que les faltaba, veía al equipo bien, no había podidon manejar los últimos minutos, hoy fueron inteligentes, tuvieron muy buena lectura para tener la pelota lo más lejos posible de la portería.

Del lado del Necaxa, su técnico Ignacio Ambriz salió visiblemente molesto, ya que la derrota no estaba presupuestada y menos que su defensa, la segunda mejor del torneo, recibiera tres de un rival que está en la parte baja de la clasificación.

"Nos equivocamos en dos pelotas, nos costaron goles, el segundo tiempo fue más abierto para Santos, nosotros buscamos el empate y al final no nos alcanza", expresó cortante.

"Es difícil que nos metan tres goles, siempre trabajamos con líneas juntas, corremos todos, pero con dos descuidos nos cortan la racha de tres partidos sin que nos hicieran gol", finalizó.

dcr