Jona Orozco se confiesa en 'Somos Santos'

El guardameta santista platicó sobre su contratación y el acercamiento que tuvo la directiva albiverde con él, como también lo difícil que fue el cambio de equipo.

Jonathan se 'desnudó' en "Somos Santos".
Jonathan se 'desnudó' en "Somos Santos". (Martín Piña)

Torreón, Coahuila

Jonathan se 'desnudó' en "Somos Santos". El arquero del equipo reconoció que no fue fácil el cambio de Monterrey a Torreón, de Rayados a Santos, sin embargo lo ha afrontado con profesionalismo, la calidez de la gente y de la institución albiverde le han hecho más fácil su adaptación.

Dentro de la rivalidad entre Monterrey y Santos, Jonathan recordó el trago más amargo que vivió defendiendo el arco rayado, fue aquella semifinal donde Santos los deja fuera con gol de empate de Fernando Arce 2-2.

Entre muchas otras cosas, Orozco precisó que en caso de que Santos le anote a Monterrey, por supuesto que festejará el gol a pesar del cariño que le guarda a la institución rayada, pues ahora se debe a los colores verde y blanco.

Esta edición del programa se realizó por segunda ocasión en el bar del Estadio Corona, donde se tuvo una gran participación de gente.

Raymundo Carrillo, principal conductor del programa, contó con una nueva compañera, Dany Ramos, quien además de refrescar con su presencia, apoyó con preguntas e interacción con la gente.

Jona reconoció públicamente que fue complicado el cambio de equipo y de ciudad, de amistades, de todo.


"Fue difícil porque estuve 20 años en Monterrey, desde niño estuve en ahí, era complicado un cambio, 11 años en primera división con Rayados, mi vida fue en Monterrey".

"Entonces me hablaron, yo sabía de Santos, había un pique grande, pero estaba contento, dejamos todo atrás, crecimos ahí en Monterrey, pero todos en la institución de Santos me han hecho todo más sencillo, jugadores, directiva y toda la gente que trabaja aquí en Santos", manifestó el meta lagunero.

Orozco platicó cómo fue su contratación y el acercamiento que tuvo la directiva albiverde con él. Era tiempo de nuevos aires.

ERA TIEMPO DE NUEVOS AIRES

"La verdad es que desde que tuve las pláticas, platiqué con Pepe (Riestra), había el interés, platiqué con mi esposa de la oportunidad, de un cambio que necesitaba, ya estaba ciclado en Monterrey y sentía que era momento de nuevos aires y se dieron todas las condiciones para venir a Torreón, ha sido difícil pero me lo han hecho fácil, mis hijos ya adaptados a la ciudad, es una ciudad más tranquila, todo es muy diferente y estamos muy felices aquí", aseguró.

"Elegí Santos por la institución, la cercanía y el interés, sí había más equipos interesados, pero aquí todo se conjugó, el primer partido vinieron todas mis amistades y familiares, eso lo agradezco mucho".

"'Chepo' hizo que puliera muchos detalles y cuando se daba la oportunidad de estar trabajando nuevamente con él no lo dudé", agregó.

CON PASADO LAGUNERO

"Mi mamá vivió en Torreón unos 6 años, mi hermano el menor es de Torreón, aquí nació, iba y venía de Monterrey a Torreón a visitar a mi madre, conozco la ciudad, por eso cuando me hablaron, sabía moverme aquí".

"No ocupé que anduvieran atrás de mí, me centré muy bien, ha cambiado mucho la ciudad, crecido mucho, más bonita y más grande, hay muchas cosas qué hacer, me divierto mucho".

La vanguardia de la institución, la formación integral, todo lo que engloba Santos, es especial y algo sorprendente para "Jona".

"No conocía del todo la institución, lo que engloba, conocíamos por fuera, de jugadores en selección, pero ya estar dentro, ver todo como es tan integral, desde las comidas, las mediciones, gps todos los días, pocos equipos lo tiene, no estaba acostumbrado a eso, aquí son vanguardistas, me consta que viene gentes de otros equipos a pedir asesorías, estoy encantado y feliz aquí, con gusto estoy representado a esta institución", comentó.

Ahora sus clásicos serán ante Tigres y Rayados. Agradeció el apoyo de la afición albiverde en persona y en las redes sociales.


"Para mí es complicado porque siempre fue Tigres, después hubo un pique fuerte con Santos, siempre era la rivalidad con Santos. Me gusta interactuar con la gente, por eso lado siempre trato de estar al pendiente, de contestar sus mensajes en las redes sociales, de expresarme con ellos".

"Me han hecho saber que contra los de Monterrey no se puede perder, pero para mí todos los partidos son importantes, ayudaré y pondré mi esfuerzo y experiencia al servicio del equipo, que regrese ese Santos difícil, vi el estadio lleno y que se hizo sentir".

A pesar de que la directiva ya le cambió el "Mote" al Estadio Corona, Jonathan quiere que regrese "La Casa del Dolor Ajeno", que se haga sentir el Corona como antaño.

"Queremos de nuevo "La Casa del Dolor Ajeno·, que la gente nos aliente, nos apoye, que nosotros vamos a dar lo mejor en la cancha para ganar".

La comunicación con sus compañeros defensas ha sido ejemplar dentro y fuera de la cancha.

"Bastante bien, la verdad, me conocen de enfrentarnos juntos y todo, ha sido muy fácil la adaptación, hemos estado en comunicación dentro y fuera de la cancha para alentarnos y apoyarnos".

"Nos hemos adaptado rápido, sabemos los defectos y virtudes del compañero, apenas hemos recibido dos goles y eso habla de la defensa, que le dé el apoyo y soporte a los compañeros adelante", aseveró.

Dentro de la rivalidad entre Monterrey y Santos, Jonathan recordó el trago más amargo que vivió defendiendo el arco rayado, fue aquella semifinal donde Santos los deja fuera con gol de empate de Fernando Arce 2-2, de la final del clausura 2008 que después ganó Santos.

"Tenía 21 años, era mi primer liguilla, la primera oportunidad que me daba Lavolpe, llego y nos toca enfrentarnos a Santos, hicimos un gran partido, nos empataron y nos dejan fuera, fue un trago muy amargo, fue el golpe más duro, algo complicado, estaba más chavo, pero lo superé y sabía que iba a tener esa revancha, se tuvieron dos más. Yo quiero venir a Santos a ser campeón, a eso vine".


"Fue difícil porque estuve 20 años en Monterrey, desde niño estuve en ahí, era complicado un cambio, 11 años en primera división con Rayados, mi vida fue en Monterrey".

Ahora con Santos, "me entrego al máximo con mucho amor y cariño, pero me gusta esforzarme al máximo a donde voy, la gente me ha mostrado mucho aprecio y espero recompensarles eso en la cancha".

Con los arqueros suplentes del equipo se ha hecho un gran equipo de trabajo. "Muy bien, no tenía el gusto de saludarlos, de saber como son y son grandes chavos, trabajan fuerte y duro, trato de ser un ejemplo para ellos, en el sentido del trabajo, siempre entrenando al máximo y en el campo de juego, Carlos y Julio, con Nicolás hemos hecho una buena sinergia y el que le toque estar, haga bien las cosas, tenemos al mejor entrenador de porteros que es Nicolás Navarro".

Si Santos le anota a Monterrey, Jonathan no dudaría en festejar. "Soy muy efusivo, tengo cariño y respeto a Monterrey, pero yo no meto goles, igual y voy a festejar porque es el triunfo de mi equipo, aunque tengo amor a Monterrey, ahora me debo a Santos y cuando metamos gol lo voy a festejar como debe de ser", reconoció.

JFR