Con la frente en alto

Santos Laguna dominó casi todo el encuentro, pusieron a temblar a los diablos rojos, sin embargo no fue suficiente para lograr la remontada, que los dejó fuera liguilla con marcador global de 5-4.

El partido arrancó equilibrado, los dos equipos presionando, con una dinámica que se estaba inclinando a favor de la casa.
Los laguneros se presentaron a este encuentro con la misión de recuperarse de aquel 1-4 en el Estadio Corona. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Santos Laguna lamentó en Toluca el partido que ofreció en la Ida de Cuartos de Final, porque tuvo a los Diablos Rojos en la lona en el propio Nemesio Diez y cerca estuvo de lograr la hazaña, le metió 1-3 (5-4 global), pero se cansó de fallar.

Los laguneros se presentaron a este encuentro con la misión de recuperarse de aquel 1-4, nadie imaginó que dominaran casi todo el encuentro y que pusieran a temblar a los mexiquenses, que se vieron sorprendidos y vulnerables como le ocurrió a su rival el pasado miércoles.

Santos saltó a la cancha con determinación, presionando al Toluca que por su parte no se mostró conforme con la ventaja.

La reaparición de Tavares y Sandoval de inmediato se hizo notar, pues Gael al minuto 9 sacó tiro de media distancia que obligó a Talavera a estirarse y desviar a córner. No pasó un minuto y Tavares cabeceó en el área chica, cerca del poste izquierdo.

Los laguneros asumieron el control del encuentro, sumando más hombres al ataque, con el riesgo de quedar desprotegido al contragolpe choricero. Bajó la intensidad albiverde Toluca se rearmó, aunque siguieron los avances del visitante en busca del primer gol que le diera aliento para seguir en busca de la hazaña.

Así, al minuto 20, en cobro de esquina por la punta derecha, Enrique Triverio se anticipó y cabeceó hacia su propio arco para anotar claro autogol que ponía a los laguneros a tres goles de la remontada.

Recuperado de nuevo el control de la pelota, Santos fue por más y al 28’ se lo perdió, un centro de Tavares a segundo poste, donde Rodríguez llegó solo, pero su remate con la cabeza fue directo a las manos del arquero, cuando tenía para más esa jugada.

Inmediatamente Jorge Sánchez hizo un gran quiebre y en la punta del área chica remató, pero muy por encima de la cabaña toluqueña.

En contragolpe le mandaron el balón en diagonal a Sambueza, el argentino quiso hacerla de lujo, dejo pasar la pelota en lugar de rematar, pero se fue hacia afuera.

Otra de Tavares puso a correr a la zaga escarlata, escapó por sector derecho, llegó al área y sacó remate que Talavera desvió a un costado al 33’.

Pero luego otra falla en la marca lagunera propició el empate: Un centro por izquierda de Sambueza, se les fue a todos y Antonio Ríos llegó de atrás y empujó al fondo de la red para el 1-1 al 41’.

Sin embargo, Santo sacó el orgullo, Sandoval cobró de esquina por el lado izquierdo, Furch cabeceó y Ulises Rivas con el talón fue el último en tocar el balón, que se escabulló cerca del poste izquierdo.

Era el 1-2 que recuperaba el ánimo lagunero al 44’. Arrancó la segunda mitad con el mismo rol, el cuadro lagunero con la iniciativa y así consiguió el 1-3 al 59’. La jugada se derivó del cobro de una falta por sector izquierdo que cobró Osvaldo Martínez, metió la pelota al área chica, Talavera atajó pero dejó la pelota a la deriva y eso lo aprovechó Julio Furch para mandarla al fondo de la red.

Los de la Comarca se fueron encima, ahora eran los rojos los que estaban en el desconcierto, otro cobro de tiro libre, Osvaldo se animó y estrelló en el travesaño.

Gael peinó la pelota, le quedó a Rodríguez, se precipitó en el remate y la falló. Muy cerca el cuadro albiverde de igualar el global, aun insuficiente para avanzar.

Y otra vez al 72’, un remate de Jonathan que iba al ángulo y Talavera voló, con los dedos evitó la anotación del uruguayo. Toluca comenzó a hacer tiempo y la presión santista no cesó, estaba cerca de lo impensable.

Toluca tuvo un par de llegadas que no supo capitalizar en el cierre, derivado del desgaste que había tenido Santos, que dejaba espacios en su afán de buscar más goles. Minuto 90, centro de equina, balón a segundo poste, Furch solo metió cabezazo picado y sobre la línea Ríos evitó el cuarto.

Se agregaron cinco minutos en los que Diablos Rojos sufrió, los laguneros sacaron fuerza del orgullo, estuvieron cerca de la cuarta anotación con Diego de Buen, pero no hubo tiempo para más. Santos se despidió de la liguilla con la frente en alto, con dignidad.



LMG