'Arrollados' se despiden de la Copa MX

Luego de un buen inicio y tras irse adelante con anotación de Djaniny, un despertar de Martín Cauteruccio le dio a los Cementeros en 13 minutos los goles del triunfo. Los Guerreros no pudieron remontar.

Santos Laguna vio imposible remontar el marcador, por lo que se despidieron sin mucha acción.
Santos Laguna vio imposible la posibilidad de remontar el marcador, por lo que se despidieron sin mucha acción. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

El partido
Un susto se llevó la zaga lagunera a los 5 minutos, un balón al área que Jorge Sánchez bajó con el pecho en vez de despejar, lo que aprovecho Cauteruccio para intentar de media vuelta, pero lo hizo muy por encima del arco.

La zaga lagunera empezó a desquebrajarse, se desubicó, mientras que en ataque Sandoval dejaba escapar el segundo , perdió un mano a mano con Corona.

La Máquina intentó hacerse dueño del partido, pero Santos estuvo atento para no cederle la iniciativa y de pronto vino un error de Peñalba en la salida, perdió la pelota con Djaniny Tavares, quien condujo hacia el arco, con un par de regates se abrió espacio y dentro del área, con mucha tranquilidad, colocó con pierna derecha el esférico al rincón para poner arriba a Santos 1-0 al minuto 11.

Sin embargo, la reacción del equipo celeste no tardó. Joao Rojas, que ya daba avisos de ganarle a velocidad a Arteaga, mandó un centro que Cauteruccio cabeceó, pero Jonathan Orozco con la punta de los dedos logró desviar la pelota, que pegó en el travesaño.

Inmediatamente después, Cruz Azul empató luego de un desborde de Rojas por derecha para enviar centro a segundo poste, donde Martín Cauteruccio, cuan largo es, alcanzó a rematar con la sien, sorprendiendo a Orozco, cuya reacción fue tardía y el encuentro estaba 1-1 al minuto 21.

Entre el ímpetu de la Maquina y los titubeos santistas, al minuto 23' la Máquina le dio vuelta al marcador.

Fue una jugada muy rápida en la que Martín Rodríguez desde sector izquierdo mandó centro a segundo poste, donde apareció solo Rojas, quien bajó el balón para Cauteruccio y con pierna derecha cruzó su remate en las narices de Orozco, para el 1-2.

La defensa santista alegaba fuera de lugar, pero ni el árbitro ni su bandera cambiaron la decisión.

El desconcierto santista se prolongó el resto de la primera mitad, los capitalinos se agruparon bien y trataban de no dejar espacios ante la velocidad de los atacantes albiverdes.

Así llegaron al minuto 34, Omar Mendoza filtró un balón preciso para Cauteruccio, quien aprovechó que Araujo no alcanzó a cortar en la barrica y solo ante Orozco sacó disparo cruzado que puso el 1-3.

Sorpresivo resultado, sobre todo por el hat-trick del uruguayo Cauteruccio, quien antes de esa tercia sólo había anotado uno. Santos trató de acortar distancia, pero no dieron por buena una genialidad de Jonathan Rodríguez.

Al reanudar, Santos se acercó, al 57' Djaniny condujo, abrió a Furch y el argentino voló su disparo.

Confianza Santista

Para los visitantes fue más fácil el partido con los errores de su rival, fallas provocadas por la desesperación, que poco a poco fue consumiendo el ánimo por remontar.

Fue cuestión de que se consumieran los minutos para que la Máquina celebrara su pase a semifinales, Santos la despedida del torneo.

Los cementeros mantuvieron así el control del partido, los ajustes de ambos técnicos no variaron en el desarrollo del mismo, los laguneros no mostraban peligro, sólo pasearon la pelota en medio campo, sin profundidad y para colmo de males se quedaron con uno menos tras la expulsión de Jorge Sánchez al 81' por dura falta sobre Benítez.

Los rebotes eran para Cruz Azul y las fallas para Santos, que no tuvo remedio más que defenderse de un posible cuarto gol. 


rcm