Santos Laguna está de fiesta, cumple 34 años

"Poco tiempo, mucha historia" reza uno de los lemas característicos del equipo de los Guerreros, que posee uno de los mejores estadios del país, el TSM, así como una de las canteras más activas.

Torreón, Coahuila

Este 4 de septiembre se cumplen 34 años de pasión, de entrega, sacrificio, de orgullo.

Santos Laguna está de manteles largos, cumpliendo más de tres décadas de su nacimiento, tiempo en el cual ha llenado de alegría los corazones de sus aficionados.

TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Santos celebra su 34 aniversario

La adversidad unió a jugadores, cuerpo técnico, afición y directiva en una sola meta: permanecer en Primera División, lo cual se logró en la última jornada.

Dice el dicho, "poco tiempo, mucha historia", corría el ya lejano 1983 cuando el Instituto Mexicano del Seguro Social decidió comprar una franquicia, eso fue por allá 1982, cuando Tuberos de Veracruz pasó a manos del IMSS.

Ese equipo, cuentan los que saben, se ubicaba en Santa Cruz, Tlaxcala, lugar que le daría nombre al representativo lagunero, ya que los habitantes de dicho municipio son llamados "Santos".

El IMSS de Gómez Palacio negoció con la liga y autoridades locales para poder instalarse en La Laguna para la temporada 1982-1983.

Fue en el 83 que el representativo juvenil de Gómez Palacio se coronó en los torneos nacionales del IMSS, ganando el premio de contar con una franquicia en la Segunda División B.

El primer juego a nivel profesional jugado por el llamado Santos-IMSS, se realizó en el Estadio Corona (más atrás llamado Moctezuma) con victoria para los locales 2-0 sobre los Bachilleres.

El resultado de ese torneo fue muy bueno, pues el saldo fue de 19 triunfos, 11 empates y 8 derrotas, así mismo, se contó con el goleador del campeonato en la persona de José Luis Rodríguez "El Puma".

Un año más tarde, Santos-IMSS se coronó en la categoría y logró el ascenso a la Segunda División A, la antesala al máximo circuito en aquel entonces, hoy es llamada Liga de Ascenso.

Posteriormente, el IMSS se desprende de sus equipos de futbol y Santos es adquirido por los empresarios locales Salvador Necochea y Juan Abusaíd.

Para la temporada 1986-1987, se utilizaron por primera vez los colores verde y blanco en el uniforme santista, torneo donde se consigue el liderato general con 66 puntos.

Para la Temporada 1988-1989, se concreta la compra de la franquicia de los Ángeles de Puebla y la Comarca Lagunera vuelve a tener representatividad en la máxima categoría.

El inicio de Santos en Primera División fue de verdaderos Guerreros, pues libraban una constante batalla por permanecer en Primera.

Para la temporada 1993-1994, Santos llegó por primera vez a la liguilla, hasta la disputa por el título ante Los Tecos, obteniendo el subcampeonato.

Esa temporada fue de verdadero alarido, pues los aficionados tomaron las calles de Torreón y Gómez Palacio, eufóricos con banderas y trompetas, lo que sería el nacimiento de la "Santosmanía", algo que en la actualidad, se ha perdido.

La primera estrella vino en el Invierno 1996 cuando en una final de grandes emociones, Santos Laguna conquistó su primera corona al imponerse a Necaxa con gol en los minutos finales.

Cómo no recordar ese centro de Nicolás Ramírez por la banda derecha, Jared Borgetti parecía suspenderse en el aire y con su sello característico, "de cabeza", anotó el gol que le dio el primer campeonato al equipo.

El segundo campeonato se ganó ante el Pachuca en el 2001. Para el 2004, la Copa Libertadores proyectó la imagen de un equipo guerrero en Sudamérica, debido a la garra y a la categoría ofrecida por Santos Laguna, lamentablemente se queda fuera ante una gran polémica arbitral.

El IMSS de Gómez Palacio negoció con la liga y autoridades locales para poder instalarse en La Laguna para la temporada 1982-1983.

Ese día de marzo de 2004 Santos Laguna fue víctima del árbitro paraguayo Carlos Torres, quien en la serie definitiva de penales ante River Plate, por la Copa Libertadores, hizo repetir, por adelantamiento, un tiro bien contenido por el arquero Christian Lucchetti a Daniel Montenegro.

Aquello fue "un robo impune", así lo calificaron diarios de circulación nacional en México, Santos Laguna puso contra la pared a River con goles de Héctor Altamirano y Matías Vuoso en instancias de octavos de final, pero en la serie de penales el árbitro paraguayo, más confundido que Adán en el día de la madre, hizo repetir el penal detenido por el argentino Luchetti.

Posterior a eso, vino el problema del descenso, el cual apareció en el cuadro guerrero, por eso se reforzó al equipo en 2007, buscando librar el obstáculo.

La adversidad unió a jugadores, cuerpo técnico, afición y directiva en una sola meta: permanecer en Primera División, lo cual se logró en la última jornada.

Vinieron después grandes cambios, el inicio de la construcción de un estadio nuevo, ahora TSM, 2008, 2012 y 2015, Santos se coronó campeón de liga, el equipo sigue luchando por ser protagonista y por hoy, una de las canteras más exitosas del país.

Todo eso y mucho más, ha pasado en apenas 34 años de historia, el coloso del norte está de fiesta.

JFR