ENTREVISTA | POR ÁNGEL CARRILLO

Alejandro Irarragorri Presidente del Club Santos Laguna

Indicó que la salida de José Manuel de la Torre y el ascenso de Robert Dante Siboldi es porque este último tiene un alto conocimiento de la institución y sabe cómo sacar adelante al equipo.


"El primer responsable soy yo que presido esta institución"

Alejandro Irarragorri, Presidente del Club Santos Laguna.
Alejandro Irarragorri, Presidente del Club Santos Laguna. (Martín Piña Reta)

Torreón, Coahuila

El Presidente del Club Santos Laguna, Alejandro Irarragorri, confía en que los cambios hechos en la Dirección Técnica den buenos resultados en los últimos ocho juegos de la temporada regular.

Indicó que la salida de José Manuel de la Torre y el ascenso de Robert Dante Siboldi es porque este último tiene un alto conocimiento de la institución y sabe cómo sacar adelante al equipo.

Pide no especular sobre el futuro de Santos Laguna en cuanto al tema del descenso y que ahora la preocupación es el próximo partido.

El día de ayer (lunes) hicieron unos anuncios importantes para el equipo: la designación del uruguayo Robert Dante Siboldi al frente de la Dirección Técnica y la salida de José Manuel de la Torre.

Sin duda como lo dije antes fue un día triste para nuestra institución, pues luego de un ciclo de poco más de un año tenemos que terminar.

"Robert Dante Siboldi es un hombre de futbol, dedicado y apasionado. Nos ha dado muchas satisfacciones y es la base de nuestra institución que tiene hoy logros importantes”.

A veces la presión por ganar en la dinámica entre los actores de un equipo es tan grande que inhibe incluso su potencial, tuvimos que tomar esta decisión y voltear hacia dentro con gente que ha logrado cosas importantes en el área de Fuerzas Básicas y conoce muy bien lo que sucede con cada jugador.

Al margen de la relación filial que pudieron establecer entre la directiva y José Manuel de la Torre, tienen que tener ciertos estándares de calidad o resultados que les permitan avanzar, ¿cuándo fue el momento en el que ustedes decidieron hablar con El Chepo para decirle que las cosas no iban bien?, ¿cuándo se cocinó su despido?

No creo que haya sido un tema así como lo mencionas y esto vive todos los días. Hay una excelente relación con Chepo tanto en lo personal como en lo profesional, hubo una gran comunicación con él y después de haber terminado un Clausura 2017 con más empates de lo que hubiéramos merecido pareciera que se había logrado una estabilidad relevante.

Cerramos con un gran sabor de boca y aunque fuimos eliminados en cuartos de final, teníamos un equipo combativo, que luchó y casi hace una hazaña de remontar un marcador adverso en el partido de ida contra Toluca.

Se hizo un estudio de lo que requeríamos como refuerzos y los trajimos conforme a las posiciones relevantes, pero después de una buena pretemporada el equipo empezó a tener problemas para sumar puntos y eso fue una enorme presión que no se supo manejar adecuadamente.

Después de mucho análisis durante el fin de semana tomamos esta decisión que creo fue lo mejor para la institución y para Chepo también.

Cuatro entrenadores en tres años, ¿qué te dice esto como Presidente del equipo Santos Laguna?, ¿qué no ha cuadrado en esta ecuación?

Me dice que no tienen bien los datos, pues ustedes siempre manipulan la información y en Multimedios hablan de poca inversión, se me hace que tienen otros intereses.

Son cuatro entrenadores en cinco años y medio, no en tres años. Es muy fácil informar mal y te pediría que tuvieran una relación más respetuosa hacia el Santos. Aquí siempre ha habido mucha inversión y se me hace que Multimedios tiene ganas de otras cosas. Eso me da a pensar muy mal.

Pensemos en la era de Pedro Caixinha como un momento en que se lograron cosas muy importantes, y no creo que debamos meter ese pedazo último de él en la ecuación.

Debemos hablar de tres entrenadores en dos años y efectivamente es una situación que no hemos podido consolidar. En este último caso creo que tenemos un cuerpo técnico que pudo y debió extender más su trabajo constante, sin embargo las circunstancias nos obligan a tomar esta decisión.

Corrígeme si me equivoco, pero desde el 2015 y a lo que va del 2017 ha sido Caixinha, Ayestarán, Zubeldía y ahora el Chepo, cuatro entrenadores en tres años.

Te repito: no mal informes, porque Caixinha llega a esta institución en el 2012 y tendrías que hablar de cinco años y medio, no de tres años. Si tomas el último de él, entonces sí tienes razón, pero creo no es la manera de informar.

Bueno no estamos informando, precisamente por eso te hacemos esta entrevista para que nos des a conocer el punto de vista y la visión del Presidente del Santos Laguna en torno a este nuevo nombramiento.

"A la afi ción no se le pide nada, hay que darle lo más sagrado que tienen: el triunfo. Tenemos un compromiso pleno de invertir en La Laguna”.

No te estoy dando una opinión, sino un hecho: no son cuatro entrenadores en dos años como lo estas diciendo.

Regularmente la culpa recae en el entrenador del equipo, pero, ¿los jugadores tienen responsabilidad en esto?

El primer responsable soy yo que presido esta institución y tengo la responsabilidad de cada una de las áreas y los resultados.

Por otro lado, por supuesto que todos los jugadores también tienen una responsabilidad ante un torneo que no ha dado los resultados que merece esta afición y el equipo.

Es un tema que comprenden incluso los jugadores y debe ser el principal motivante para revertir esto.

¿Hay algún tipo de falla en la contratación de jugadores en los últimos años?

Sería muy fácil decir que no nos ha pagado equis o ye, que por cierto también ha sucedido, pero eso es falso porque al final del día tenemos inversiones importantes.

Lamentablemente hay algunos jugadores que no lograron adaptarse o generar la asociación que se requiere para triunfar y hoy tenemos ese gran reto.

¿Te preocupa el tema del descenso?

En el futbol todo preocupa y es importante. Lo que hoy nos preocupa es el partido del jueves y no podemos especular con el futuro de la misma manera que no podemos traer la historia para hablar a nuestro favor.


dcr