Vuelve la "casa del dolor ajeno"

Luego de una provechosa pretemporada, el equipo del 'Chepo' de la Torre se mostró con energía y técnica renovada, lo cual fue notable para los seguidores del equipo de La Comarca. 

Jonathan Orozco recibió su primer en el TSM.
Jonathan Orozco recibió su primer en el TSM. (Manuel Guadarrama)

Torreón, Coahuila

Los laguneros celebraron el primer triunfo de Santos Laguna en el torneo, además de un funcionamiento que alimenta la esperanza de que resurja el espíritu guerrero que, a pesar de no jugar a tope, ha mostrado una idea de juego que agrada.

Es temprano en la competencia, pero se vio una notable mejoría a lo que fue el torneo anterior, con más alternativas al ataque y mejores coberturas a la defensiva, con algunos detalles que tienen que ir puliendo en los entrenamientos.

Veracruz jugó como se esperaba, trató de no dejar espacios a los atacantes, tuvo el empate, pero la insistencia santista terminó por marcar la diferencia.

El recibimiento que tuvo el equipo de casa fue emotivo, se aplaudió a todos los integrantes del equipo, incluido el guardameta Jonathan Orozco, quien poco a poco se ha ido ganando a los aficionados que criticaron su llegada al equipo de la Comarca.

Osvaldo Martínez fue titular y su presencia en la cancha se hizo notar, tanto en recuperación como en proyección de jugadas a la ofensiva.

Julio Furch fue discreto ante sus ex compañeros, mientras que el charrúa Jonathan Rodríguez, como siempre, muy participativo y efectivo con esas dos anotaciones.

La 'Ola' se hizo constantemente, incluso en los momentos de bajo ritmo en la cancha, siempre se alentó al equipo y eso parece haber contagiado a los jugadores.

La gente salió contenta del estadio, regresó a casa con alegría y con un buen sabor de boca, a la espera de que el próximo, que es ante Monarcas, se mantenga el invicto y continúe ese resurgimiento.


rcm