Pato: contra el cáncer de la mano de los Guerreros

Patricio Sáenz celebró con los jugadores el término de su tratamiento contra la leuciemia, que llevó por 4 años y medio. El Capitán, Carlos Izquierdoz, aseguró que el niño es un gran luchador.

Patricio Sáenz, padrino de Santos Laguna en el Apertura 2015, finalizó con éxito su tratamiento contra la leucemia.
Patricio Sáenz, padrino de Santos Laguna en el Apertura 2015, finalizó con éxito su tratamiento contra la leucemia. (Carlos Hernández)

Torreón, Coahuila

Patricio Sáenz, quien fuera el padrino de Santos Laguna en el Torneo Apertura 2015, visitó este jueves el campamento de los Guerreros para saludar a los jugadores y darles una gran noticia, pues la víspera recibió su alta después de cuatro años y medio de tratamiento contra la leucemia linfoblástica.

Así que acompañado por sus papás, se presentó en el TSM y al final de la práctica del primer equipo saludó a los jugadores y estos a su vez lo felicitaron y compartieron con él un pastel.

El capitán Carlos Izquierdoz expresó lo siguiente: "En verdad que el primer día que llegó se ganó nuestra admiración, lo queremos muchísimo, es un chico humilde, muy sencillo y que haya logrado esto es para nosotros algo increíble, nos provocó mucha alegría, ojalá lo tengamos seguido por acá porque realmente lo queremos mucho".

"En verdad que el primer día que llegó se ganó nuestra admiración, lo queremos muchísimo, es un chico humilde, muy sencillo y que haya logrado esto es para nosotros algo increíble".

Señaló que estas son verdaderas batallas, las más importantes, "a veces en la vida nos preocupamos por cada tontería y este chiquito, que ha luchado toda su vida con esto, es admirable".

Pato tuvo una conexión muy estrecha con el defensor Néstor Araujo, quien se encuentra actualmente concentrado con la Selección Nacional en Rusia para disputar la Copa Confederaciones, pero eso no fue impedimento para que le enviara un mensaje.

"Acá en Rusia me enteré de la noticia y estoy feliz, contento, no estoy físicamente contigo, pero mi corazón sí lo está y seguirá estando. Te mando un abrazo al igual que a tu mamá, a tu papá y tu hermano".

"Estoy orgulloso de ti, han sido 4 años y medio muy difíciles, sólo un Guerrero de Corazón sabe lo que se necesita para enfrentar este tipo de batallas, eres un gran padrino para Club, un gran ejemplo para mí y mi familia, estoy agradecido".

Pato es ahora un paciente en remisión, lo que significa que concluyó satisfactoriamente su tratamiento de quimioterapia contra la enfermedad. En su último estudio no se encontraron células cancerígenas.

Pato agradeció el respaldo que tuvo de parte de todo el Club y se mostró muy contento por haber terminado el tratamiento.

JFR