Tras derrota, dan la espalda a Guerreros

La afición lamentó no sólo la derrota, sino la pasividad con la que el cuadro santista manejó el balón, además de los numerosos errores que significaron mucho para el resultado final. 

Gabriel Hauche hizo el primer gol al minuto 14.
Gabriel Hauche hizo el primer gol al minuto 14. (Aldo Cháirez)

Torreón, Coahuila

Además de la goleada, lo que molestó a los aficionados santistas fue el accionar de su equipo, que estuvo errático y pasivo en casi todo el encuentro, dejando que Toluca le pasara por encima y le faltara al respeto en su propia casa.

Los abuchearon al regresar al campo para la segunda mitad y les dieron la espalda cinco minutos antes de finalizar el encuentro, la gente fue abandonando el estadio con la desilusión que les ha dejado esta liguilla, en la que Santos prometía ser el caballo negro, pero terminó siendo un sparring de un cuadro mexiquense que fue certero y no titubeó en los momentos de estar frente al arco de Jonathan Orozco.

Y sí, fallaron todos, nadie se salva, porque el funcionamiento individual y de conjunto dejó mucho que desear, por eso los reclamos de la gente, que ve complicado que Santos vaya y logre una goleada histórica.

José Manuel de la Torre dialogó al final con el árbitro, pero no había nada para reclamar, porque esta vez la estrategia no funcionó y el accionar de los jugadores en la cancha no fue lo adecuado.

Lo que pesó mucho fue el gol de Triverio, pero más las facilidades que se les dieron a los atacantes toluqueños. Ahora sigue la Vuelta el próximo sábado en la cancha del Nemesio Díez, donde Santos requiere de golear por cuatro goles a cero para avanzar.