Caixinha reconoce al colectivo

De su futuro en el club, el timonel portugués apuntó que se tiene feliz en el cuadro de La Comarca, pero que uno de sus objetivos personales es triunfar en el futbol europeo.

Pedro Caixinha con la directiva de Santos
Pedro Caixinha con la directiva de Santos (Mexsport)

QUERÉTARO, México

Pedro Caixinha, entrenador de Santos, apareció en la sala de prensa del estadio Corregidora con un semblante de paz, con la satisfacción de que había logrado un título que valida sus pensamientos. Pedro es un técnico del que podrán o no gustar sus formas, pero que anoche con la conquista de su primer título sus métodos obtienen validez.

El portugués dijo que el ciclo 2014-15 "fue espectacular en el club Santos Laguna", pero también reconoció que "Querétaro vendió muy cara la derrota y nos hace dignos vencedores", recordó que pese a la gran ventaja con la que llegaron al juego de vuelta, siempre procuró mantener la euforia porque la eliminatoria no estaba definida.

"Entre la euforia y la depresión no quería vivir en la euforia, busqué un equilibrio y creo que no se miró en el primer equipo, vimos un Santos distinto en el primer tiempo que al del segundo, cuando manejamos los tiempos y fue más compacto", apuntó.

Pedro dijo que el mérito del título se debe al colectivo y no a puntos aislados. "Le agradezco a mi familia son ellos los que sufren conmigo, saber que Alejandro (Irarragorri) confía en el proceso, es de él este triunfo, a los jugadores que me ayudaron a adaptarme al futbol mexicano, son una gran plantilla a la que muchos mataron y les dieron con todo en el cuello, logramos una barrera a la críticas y seguimos adelante, y para nuestra afición que fue espectacular en el partido de ida, es un trabajo colectivo de todos. Es el inicio de un ciclo", comentó.

De su futuro en el club, el timonel portugués apuntó que se tiene feliz en el cuadro de La Comarca, pero que uno de sus objetivos personales es triunfar en el futbol europeo. "El martes empezaremos a trabajar, estoy muy a gusto en Santos Laguna le debo mucho y le debo mucho a México, estoy muy a gusto con las personas que han creído en mí, desde que iniciamos este ciclo dije que puede ser un equipo de temporada, quiero seguir disfrutando y tengo la ilusión de ganar un día la Europa League o la Champions, pero hoy estoy con Santos y con todo en el club".

Entonces, Pedro habló sobre su personalidad, ahí fue cuando sostuvo que no es un entrenador polémico sino uno que va de frente: "Soy incómodo, digo cosas que mucha gente no quiere escuchar, busco ser mejor todos los días".

Por último, apuntó que la obtención del título tampoco lo lleva a decir que ha logrado tapar las bocas de aquellas personas a las que puede incomodar. "No callo bocas, hay cosas que hay que decirlas en un momento cierto, a la Liguilla llegamos en un momento distinto, enteros, y después de 13 partidos perdimos dos y por eso logramos el campeonato".